Compartir
Publicidad
Publicidad

A cada edad unos cuidados básicos: de 30 a 40 años

A cada edad unos cuidados básicos: de 30 a 40 años
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Recientemente ya vimos los cuidados básicos que debes tener con tu piel si estás en la veintena, unos cuidados básicos, pero como ya vimos, con matices dependiendo de la edad en la que nos encontremos.

Hoy nos centraremos en el abanico de edad que va desde los 30 hasta los 40 años, esa franja fatídica pero que en absoluto nos debe suponer un trauma si cuidamos y mimamos nuestra piel correctamente.

Lo que le ocurre a nuetra piel a partir de los 30 es que se empiezan a manifestar los primeros signos del envejecimiento, pérdida de elasticidad, menos luminosidad, se ve algo más deshidratada e incluso la coloración de la piel ya no se ve tan uniforme. Igual que vimos con los consejos anteriores, vamos a seguir tres pasos y los vamos a adecuar a nuestra edad.

Limpieza

La limpieza es un paso fundamental para que la piel esté sana. Este ritual debe realizarse con mucho mimo, si utilizamos productos waterproof lo mejor serán los desmaquillantes con base aceitosa porque eliminan mejor y con mayor suavidad el maquillaje resistente al agua.

Luego usaremos un gel limpiador para eliminar toda la suciedad en profundidad y si la piel lo requiere exfoliaremos. Para acabar podemos aplicarnos un tónico o pulverizar agua termal para descongestionar la piel y mantenerla hidratada.

Hidratación

A esta edad la hidratación debe comenzar a ir acompañada de cremas con tratamiento o serums, para ayudar a reparar los daños que provocan los radicales libres en las células, además de aumentar las defensas contra la polución.

Las mejores hidratantes para esta piel son las que contienen vitaminas como la E y la C que son antioxidantes y disminuyen las líneas de expresión. El contorno de ojos ya no puede faltar en nuestro neceser y debemos aplicárnoslo cada vez que notemos seca esta zona, ya que normalmente la pieles secas son más propensas a las arrugas.

Las mascarillas también pueden comenzar a hacer presencia en nuestros tratamientos por ejemplo una vez a la semana, las hay blanqueadoras con vitamina C, calmantes, hidratantes etc, cada piel debe buscar la que mejor se adapte a sus necesidades.

Protección

Algunas manchitas comienzan a aparecer tímidamente a partir de los treinta años, pero si no les ponemos freno se harán notar cada vez más, por eso lo mejor es pararlas cuanto antes. Para ello se hace esencial un protector solar con índice alto. Sus filtros aislarán nuestra piel protegiéndola así de los rayos solares principales causantes del envejecimiento.

También debemos tener en cuenta que los anticonceptivos orales y el embarazo causan cambios hormonales provocando en muchos casos manchas oscuras en las mejillas y en el labio superior por lo que debemos protegernos aún más del sol ya que éste acelera más la aparición de posibles melasmas.

En Arrebatadora | A cada edad unos cuidados básicos: de 20 a 30 años

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos