Compartir
Publicidad

Monica Bellucci, una belleza sincera de festival en festival

Monica Bellucci, una belleza sincera de festival en festival
Guardar
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Faltan tres días para que Monica Bellucci cumpla 48 años, pero viendo las imágenes de su visita al Festival de San Sebastián, donde presentaba la película iraní Rhino Season, me sigue pareciendo una de las mujeres más guapas del panorama cinematográfico (o no cinematográfico) actual.

Con un maquillaje discreto, gafas de sol, raya en medio en una larga melena y su inconfundible y serena sonrisa, nadie se plantea qué edad aparenta la Bellucci, porque sencillamente con ella eso no importa.

Al igual que tampoco importa si sigue una u otra tendencia, la actriz sabe qué es lo que le favorece y hace siempre gala de un estilo sensual y muy femenino que recuerda al de las voluptuosas estrellas italianas de los años 50 y 60.

Monica Bellucci

Como muestra uno de los looks que lució durante el Festival de Toronto, de negro, con el pelo recogido, recordando a su papel de arrebatadora mamma en la campaña de Dolce & Gabanna para el Otoño-Invierno 2012/2013.

Pendientes largos con un toque retro, los ojos como siempre marcados con el eyeliner negro y la máscara de pestañas, labios casi nude y una base que deja admirar alguna marca de expresión o las para otras tan temidas patas de gallo.

El resultado conjunto, con sus imperfeccciones, a mí me parece perfecto, destacando esa expresión de sus ojos tan llena a la vez de calma y de vida, que creo que es la que hace su belleza atemporal.

Monica Bellucci Toronto

A Monica Bellucci no parece importarle si la pillan seria o desprevenida, quizá esa tranquilidad se transmite e incluso en fotos como esta seguimos viendo la mujer impresionante que es, sin importar más detalles.

Desconozco si se habrá hecho algún retoque o no, aunque de entrada no me lo parece, pero se agradece que no intente aparentar tener 20 años, porque es un buen ejemplo de que se puede estar guapa a todas las edades, potenciando lo bueno que nos da cada una de ellas.

Ya en el 2006 admitió sin tapujos que la imagen que daba en los reportajes fotográficos no se correspondía con la realidad, declarando lo siguiente:

Cuando miráis mis fotografías veis una belleza perfecta, pero que no corresponde con la realidad, porque las fotos son retocadas. Son imágenes falseadas de la realidad para vender un sueño, hoy funciona así

En el 2009 tampoco tuvo problema en apuntarse a la campaña de celebrities al natural que organizó la revista Elle y siempre ha tenido claro que no le teme al paso del tiempo.

Monica Bellucci Ischia

Normal, viendo esta foto de su estancia en el festival de Ischia, en la que con su característico pelo negro, algo más de sombra de ojos, colorete y un ligerísmo toque rosado en los labios, demuestra que es preciosa aunque se le marquen las ojeras. Al fin y al cabo no son otra cosa que el fruto de todos estos años dedicados al cine, al amor y a sus dos hijas. ¡Y que sean muchos más!

Porque hacen falta mujeres como la Bellucci recorriendo los festivales de cine. Con su belleza sincera, auténtica, real… marcando el paso con sus potentes curvas y cargando con un montón de proyectos cada vez más interesantes debajo del brazo.

En Trendencias Belleza | Monica Bellucci

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos