Compartir
Publicidad
Publicidad

Consejos de experto para tu cabello (IV): Dialoga con tu pelo

Consejos de experto para tu cabello (IV): Dialoga con tu pelo
Guardar
8 Comentarios
Publicidad
Publicidad

A la hora de escoger los productos del cuidado para el cabello, hay varias preguntas que debemos hacernos.

¿Qué te gusta de tu cabello y qué no te gusta? La respuesta a esta pregunta nos dirá qué características queremos conservar y la necesidad específica sobre la que tenemos que actuar. Por ello hay que elegir un producto o una gama que nos ayude a reforzar lo que nos gusta y revertir lo que no nos gusta.

La segunda pregunta tiene que ver con las características de nuestro pelo, de las que hablábamos el otro día. Su textura (fino, normal, grueso), su naturaleza (seco, normal, graso) y su estado (normal, sensibilizado y fragilizado).

Pruebas y preguntas

Una prueba sencilla para determinar su tipo y ver sus características es coger un pelo entre índice y pulgar y pasarlo entre ellos desde la punta a la raíz para notar si el tacto es rugoso o no. Otra prueba es coger tres pelos a una altura media y tirar un poquito con las dos manos de ellos para ver su resistencia y flexibilidad.

Otra prueba para ver la densidad es coger con la mano un mechón de la misma largura y pasarlo de la raíz a la punta para comprobar si tenemos muchos cabellos rotos que hacen que la punta del mechón quede vacía.

La tercera pregunta que debemos hacernos es sobre nuestros hábitos y gustos. Con qué frecuencia nos lavamos el pelo, gustos sobre champús, sensaciones… Sobre esto, os comentaré una curiosidad y es que España es el país europeo al que más le gusta la espuma de los champús y los geles. Para nosotros es sinónimo de limpieza: cuanta más espuma, más limpio.

Elegir, un poco más fácil

Tras dialogar un poco con nosotros mismos acerca de nuestro cabello podremos hacer mejor frente al stand de champús y saber elegir mejor. Si algo nos funciona, no hay por qué cambiarlo. Eso de cambiar de producto para que el cabello no se acostumbre, es otro mito que se cae.

No hace falta utilizar toda la gama de productos de una marca. Me explico, si tu pelo es rizado no es necesario utilizar el champú, el acondicionador, la marcarilla, el sérum, etc para cabellos rizados. Seguro que tu pelo no es sólo rizado, a lo mejor es rizado y teñido, rizado y seco, rizado y fino…

La clave está en combinar. Y a través de ese diagnóstico con las preguntas seremos capaces de hacerlo y de obtener resultados, que al fin y al cabo es lo más importante.

Se acerca el final de esta saga sobre el cabello. El próximo día hablaremos de cómo elegir y combinar los productos capilares paso a paso.

Imágenes | helgasms! , martinroell (Tres) “descamarado”

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos