Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

PUBLIREPORTAJE - No dejes que el cambio de horario afecte tus vacaciones

PUBLIREPORTAJE - No dejes que el cambio de horario afecte tus vacaciones
Guardar
2 Comentarios
Publicidad

Con la finalidad de reducir el consumo energético, en verano se produce un cambio de horario, pero si además vas a viajar a otro país en vacaciones puedes sufrir otro cambio de hora en tu organismo. La buena noticia es que con algunos trucos, podemos lograr que el cambio de horario no afecte tus vacaciones.

¿Qué produce el cambio de horario en el organismo?

Nuestro cuerpo tiene su propio reloj interno, por eso, ante un cambio de hábito, puede experimentar algunas consecuencias..

Las hormonas que marcan el ritmo del reloj interno pueden verse por el cambio de horario, que modificará las horas de luz solar y así, indicará que es hora de despertarnos y de ir a dormir en un momento diferente.

Por este desajuste entre nuestro reloj interno y la hora a la que estábamos habituados es que nuestro cuerpo puede sentirse extraño. Sin embargo, no debemos quedarnos de brazos cruzados, pues podemos enfrentar con éxito el cambio de horario y no dejar que éste nos varíe las vacaciones.

horario-vacaciones

Cómo adaptarnos mejor al cambio de horario

Para que el cambio de horario no afecte tus vacaciones y tu organismo pueda sentirse bien pese a los cambios de hora, recomendamos poner en práctica los siguientes consejos:

  • Despertarse a la misma hora desde el primer día de cambio de horario, es decir, amanecer una hora antes, pues de esta forma al llegar la hora de ir a dormir no sentiremos falta de sueño, y podremos dormir lo suficiente y de buena calidad como para proteger a nuestro organismo.
  • Realizar actividad física, pues ayuda al cuerpo a ganar energía y al mismo tiempo, a relajarse, lo cual mejora y previene los síntomas que suele producir el cambio de horario en el organismo.
  • Evitar la siesta si se experimenta insomnio o dificultad para conciliar el sueño, con el objetivo de dormir bien por la noche y lograr sentirnos bien al día siguiente.
  • Beber suficiente cantidad de líquido, para aliviar la sensación de fatiga y cansancio así como para prevenir los cambios bruscos de apetito.
  • Evitar las ingestas escasas o abundantes y excesivas, pues irse a la cama con sensación de hambre o con el estómago muy lleno, no favorecen la digestión y entorpece el descanso que puede estar alterado, además, por el cambio de horario.
  • Preservar la calma y tener paciencia, pues logramos adaptarnos bien al cambio de horario cuando han pasado entre 3 y 4 días después de la modificación. Entonces, si bien podemos paliar los síntomas, no nos sentiremos como antes hasta que no haya pasado este tiempo.

Con estos consejos en mente, puedes lograr que el cambio de horario no varíe tus vacaciones, durmiendo lo necesario y sintiendo la misma vitalidad y energía que siempre.

Imagen | Sleepyjeanie y Thephotographymuse

Publicidad

También te puede gustar

Inicio
Inicio

Ver más artículos