Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

Estás de vacaciones, pero tu cuerpo no. Cuida tus hábitos alimenticios. Decálogo

Estás de vacaciones, pero tu cuerpo no. Cuida tus hábitos alimenticios. Decálogo
Guardar
2 Comentarios
Publicidad

Llegado el verano, es época de vacaciones y muchos de nuestros hábitos cambian. Aunque ahora aprovechamos para comer más veces fuera, no supone ningún problema para que podamos seguir cuidando nuestro cuerpo. Os proponemos un decálogo para cuidar los hábitos alimenticios en vacaciones:

  • Cuida las cantidades: cuando se come fuera o se está de vacaciones, se tiende a comer más de la cuenta al picar de varios platos. Es clave cuidar las raciones que ingerimos.
  • Agua como bebida principal: sin duda, la mejor forma de hidratarnos en vacaciones. Beber agua en las comidas ayuda a refrescarnos y mejora el tránsito intestinal.
  • Cinco comidas al día: es recomendable repartir la ingesta diaria en unas cinco comidas. Algunas de esas comidas pueden ser frugales, como una pieza de fruta o un lácteo.
  • La fruta es la reina del verano: en verano tenemos fruta muy variada y sabrosa. Además de aportarnos vitaminas, minerales y fibra, es otro modo de hidratarnos al ser ricas en agua.
  • No dejes de comer pescado: si en vacaciones vamos a la playa, se puede aprovechar para comer pescado, uno de los alimentos más olvidados en nuestro día a día.
  • fruta

  • Pásate a la sopa fría: preparaciones como el gazpacho, salmorejo o ajo blanco, harán las delicias de nuestro paladar, además de ser unos platos muy refrescantes y completos.
  • Evita comer en exceso:: comidas copiosas y calor no son una buena combinación. En cuanto sintamos que estamos satisfechos, es hora de parar.
  • Apuesta por los alimentos digestivos: alimentos como el plátano, arroz, carnes blancas o yogur, ayudarán a tener una digestión más liviana. Lácteos fermentados como Activia FibraPlus, nos van a ayudar a regular el tránsito intestinal.
  • Batidos y zumos naturales: como en verano necesitamos beber más líquido, podemos aprovechar la buena fruta de la época estival para hacer batidos y zumos naturales.
  • Los helados están permitidos, pero cuidado con las cantidades. Y puestos a elegir, mejor los polos de hielo, que son más digestivos al tener mayor contenido en agua.
  • Con este decálogo nos aseguramos llevar unos buenos hábitos alimenticios en las vacaciones. Son pequeños gestos que cuidarán tu cuerpo y te harán sentir mejor.

    *Nota legal: dentro de una dieta equilibrada y un estilo de vida saludable, la fibra del salvado de trigo contribuye a la aceleración del tránsito intestinal con un consumo de al menos 10g.

    Más información | Activia FibraPlus Imágenes | kate hiscock, Rowena

    Publicidad

    También te puede gustar

    Inicio
    Inicio

    Ver más artículos