Compartir
Publicidad
Probamos Lancaster Sun Sport: una bruma perfecta para quienes se pasen el verano en el agua
Tratamiento Corporal

Probamos Lancaster Sun Sport: una bruma perfecta para quienes se pasen el verano en el agua

Publicidad
Publicidad

No todos los protectores solares son iguales al igual que tampoco lo son todas la pieles ni sus necesidades. Y más si cabe en verano, donde la actividad física y las altas temperaturas ponen a prueba la eficacia de estos protectores constantemente.

Una opción muy interesante son los protectores solares que se presentan en formato de bruma corporal. Destacan por dejar un ligero velo en nuestra piel sin necesidad de sentir la untuosidad y la sensación pegajosa que los protectores tradicionales suelen dejar. Y para ver su eficacia nada mejor que probarlo de primera mano. Hoy os hablaremos de la Sun Sport de Lancaster, una bruma corporal con factor SPF 30 ideada para adaptarse de manera "inteligente" al entorno y a las actividades.

¿Qué nos cuenta la marca?

Primero vamos a comenzar con un poco de historia ya que la línea Sun Sport tiene ya cierta tradición dentro de la marca Lancaster. Se creó en el año 2009 y con el paso de los años ha ido perfeccionando su fórmula. Por ejemplo en el año 2013 se incorporó protección ante los rayos infrarrojos y se mejoró su efectividad a la hora de aplicar en una piel mojada.

Este año prometen presentarnos una versión más mejorada con un producto que se adapta a las actividades que realicemos, o dicho de otra forma, una bruma corporal capaz de ser resistente al sudor.

Esta bruma corporal es de alta protección tanto de los rayos UVB como de los rayos UVA, y según la firma se trata de una bruma invisible, refrescante, resistente al sudor y de textura ultraligera, suave y no grasa. En la imagen tenemos la versión SPF 30 pero también lo encontraremos en formatos de baja protección (SPF 15) y alta protección (SPF 50)

Dsc 1279

Nuestra experiencia

La bruma que yo he podido probar es concretamente la corporal existiendo dentro de la misma línea otra bruma específica para el rostro. Como comentamos antes el producto que hemos probado es de protección media (SPF 30), una protección más que aceptable sobre todo tratándose para el cuerpo.

En cuanto a el producto en sí destaca la textura que es una mezcla entre mousse y una leche de color blanquecino, tono que desaparece por completo rápidamente para dejar paso a un ligero brillo sobre la piel por lo que ciertamente es invisible. La sensación sobre la piel es bastante ligera y se absorbe rápidamente.

En cuanto al efecto no graso es cierto que se nota muy suave aunque si repetimos varias veces la aplicación en el mismo momento sobre la misma zona se puede notar un poco más "grasa" pero en nigún caso pegajosa como suele ser lo habitual en este tipo de productos.

Otro punto punto que me gusta mucho es su aplicación en spray, súper práctico, rápido y refrescante, con esparcir un poco el producto ya lo tenemos.

Su efectividad sobre la piel mojada es buena. Aún con la piel húmeda se aprecia que el producto mantiene una capa protectora sobre la piel, algo que siempre es de agradecer.

Una buena opción tanto para aquellos que quieran disfrutar de un día al aire libre como para aquellos que practiquen deportes acuáticos o no salgan del agua en la playa o piscina. Precio 41,85 euros.

El producto fue facilitado para la prueba por Lancaster. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresa para más información.

En Trendencias Belleza | Probamos Soins Soleil de Galénic, una crema solar que sorprende por su ligereza

En Trendencias Belleza | Este verano preparo (y acelero) el bronceado con Rapid Bronz. Lo ponemos a prueba

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos