Compartir
Publicidad

Productos clones en maquillaje (I)

Productos clones en maquillaje (I)
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Tras la introducción de hace unos días sobre los productos clones en belleza, hoy os vamos a dar unas cuantas ideas de dichos productos en el ámbito del maquillaje. Se trata de sombras, barras de labios, glosses, con un colorido muy parecido, aunque sí que hay que tener en cuenta que la mayor parte de las veces la calidad es muy distinta. Ejemplos de clones de maquillaje son:

  • Barras de labios y brillos: Rimmel tiene varios clones en este apartado. Su tono Airy Fairy es un clon del High Tea de MAC (un nude con un poco de shimmer) y Birthday Suit (no disponible en todas las tiendas que venden Rimmel) es similar a la barra Jane de Stila. Además su brillo Vynil en Cosmic es un clon del famoso Oh Baby de MAC, uno de los brillos más bonitos que he probado, en un tono café suave con brillitos. El famoso brillo Nico de MAC (en tono lila) lo podéis encontrar mucho más barato en el brillo Purple Passion de los Polish de Maybelline. En general los Glam Shine de L’oreal, con su amplia gama, son clones de los Star Gloss de Lancome, su empresa “madre”.

Maybelline tiene un delineador de labios llamado Brun Noisette que se parece muchísimo al famoso Spice de MAC, un tono nude oscuro que suelen usar muchas celebrities. Si no lo encontráis, también es muy parecido el tono Naturel de Yves Rocher. El famoso Blizzard de los Levres Scintillantes de Chanel (quizá el tono más favorecedor para todo tipo de labios y de pieles) tiene un clon en el tono Petal de los glosses de Revlon.

  • Coloretes: Benefit tiene unos polvos sueltos, que se pueden usar como colorete o como base para la cara, llamados Dandelion, unos auténticos best-seller. Pues bien, el Blush Delice de L’oreal comercializa un tono, Strawberry Tart, que tiene el mismo efecto sobre la cara. El tono Mocha Velvet de Maybelline es un clon del Honey de Clinique y el blush Bronze de Rimmel lo es del blush Prism de MAC. Por último Deep Throat, ese tono tan vendido de los coloretes de NARS, es casi idéntico al tono Apricot de Rimmel.

Por supuesto hay que entender que en esto de los parecidos cada experiencia es un mundo y que los que aquí os exponemos son los más conocidos vox populi y por propia experiencia, pero la vuestra puede variar.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos