Compartir
Publicidad
Publicidad

Probamos los lip stain de Revlon y NYC

Probamos los lip stain de Revlon y NYC
Guardar
14 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Lo mío no son los labiales ni los glosses, no me gusta la sensación de tener algo en los labios, y termino por comerme lo que me haya puesto. Suelo arreglármelas con simple brillo labial, pero con los lanzamientos de los lip stain, me dió curiosidad por saber si estos podrían ser la solución.

Comencemos por el principio, ¿qué es un lip stain? Literalmente, traducido del inglés, sería algo así como “mancha labial”, y mi mejor manera de describirlo es como pintarse los labios con un rotulador no permanente, de esos que se usan para escribir en una pizarra blanca.

Los lip stain de Revlon y N.Y.C.

No sé vosotras, pero cuando quiero probar un tipo nuevo de producto prefiero comprar de marcas baratas para ver qué tal resulta en términos de aplicación y confort. Si el producto me convence, voy subiendo de precios hasta que encuentro mi favorito.

En este caso, elegí dos marcas relativamente baratas, aunque no low-cost, con una relación calidad/precio bastante aceptable: N.Y.C. y Revlon. De la primera tengo el Smooch proof 16Hr Lip Stain, que se puede traducir como “16 horas a prueba de besos”, y de la segunda el Just Bitten Lip Stain + Balm, que significa “recién mordidos”.

lipstain-revlon-nyc-zoom.jpg

Ambos productos son muy parecidos en tamaño, alrededor de 3ml, y duración, 12 meses abierto, con dos diferencias perceptibles. La primera es que el lip stain de Revlon es de punta doble, con un pequeño bálsamo labial en extremo opuesto al color, el que podéis ver en la imagen inferior, al medio. Y la segunda, son las puntas del aplicador, en el caso de Revlon levemente redondeada y en el de N.Y.C. más puntuda.

Mi experiencia con los lip stain de Revlon y N.Y.C

Aplicar los lip stain puede ser un poco engorroso, porque una vez que se secan, quedan fijos, así que si cometéis un error, aseguraos de tener un bastoncillo de algodón con un poco de desmaquillante. No lograréis quitarlo con los dedos, como hacemos con los labiales cuando se salen de sitio.

Pero una cosa genial es que lo afilado de la punta hace que sirva perfectamente como delineador, de modo que se pueden definir los labios y luego rellenar sin salirse del borde.

Ya os conté que no me gusta sentir nada en los labios, y ambos productos cumplen perfectamente. El único pero es que resecan un poco los labios, de allí que el de Revlon incluya un bálsamo. Pero se puede reemplazar con cualquier bálsamo labial y de hecho sería más cómodo porque el bálsamo de Revlon no se puede retraer y solo lo protege la tapa. Si lo aplicáis con poco cuidado, se quebrará.

Una cosa que yo había leído de los lip stain es que casi no se ven, que dan un poco de color pero nada demasiado intenso, y nada más lejos de la verdad: estos dos sí que se hacen ver. El color es intenso y cubriente, y es posible hacerlo aún más intenso esperando a que se haya secado un poco y volviendo a aplicar más capas, como veis en la imagen inferior.

lipstain-revlon-nyc-swatches.jpg

¿Y duran? No puedo evitar hacer gestos con los labios, especialmente cuando los siento secos, así que de 16 horas nada. Pero sí me duran medio día, incluidas comidas, sin dejar rastros en tazas o vasos. El color se desvanece de manera bastante pareja, sin dejar manchones de color.

Una cosa mala que tienen ambos lip stain, aunque se nota mucho más en el de N.Y.C., es que dejan pequeños trocitos del material de la punta (¿fieltro?). En la foto se ven perfectamente. Una vez seco el color, salen sin grandes problemas, pero ya me imagino el efecto que tendrán todos los trocitos desaparecidos cuando la punta tenga un poco más de uso.

Y una cosa más, es que hay que almacenarlos horizontales. Si ponéis la punta hacia arriba, no pintarán nada y si la ponéis hacia abajo, obtendréis mucho más color del que esperábais. Esto me ha pasado también con delineadores de ojos que usan el mismo sistema, de modo que debe ser un problema general.

Ya he escrito mucho, pero si queréis saber mi opinión general, os diré que me han gustado ambos productos, quizás más el de Revlon porque la punta parece más resistente. Probablemente compraré algún otro color, pero en realidad el que resequen los labios hace que no sean la panacea que yo buscaba.

Más información | N.Y.C., Revlon
En Arrebatadora | Cover Girl se pasa a los rotuladores

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos