Compartir
Publicidad

Labios perfectos en San Valentín

Labios perfectos en San Valentín
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hay quien pasa de San Valentín y hay quien piensa que no es una chorrada sino todo un símbolo de romanticismo. A pesar de que no soy una gran fan de este día y de toda la parafernalia que le rodea, seguro que muchas de vosotras desearéis estar arrebatadoras y sorprender a vuestra pareja.

En este post vamos a centrarnos en los labios, ya que queremos que sean el centro de atención y San Valentín es el día perfecto para pintarlos de rojo, será sorprendente si normalmente no lo hacemos.

Lo primero que haremos será preparar los labios, queremos que estén tersos y suaves, así el color se extenderá mejor y se verán unos labios mucho más uniformes. Para ello tendremos que evitar que se nos sequen los labios, lo que haremos será masajearlos durante unos 30 segundos con un bálsamo labial por ejemplo Leti Balm o Aromessence Baume Lévres de Decleor este último me gusta por su sabor a canela.

A continuación exfoliaremos con un cepillo de dientes pero siempre suavemente sin hacer demasiada presión o también podemos utilizar un poquito de azúcar, una vez limpia la zona volveremos a aplicar el bálsamo y lo masajearemos hasta su total absorción, con esto mejoramos la circulación y el efecto que logramos es el de unos labios más gruesos.

En segundo lugar nos centraremos en la elección del color, hemos decidido que será rojo pero no un rojo cualquiera, tendremos que elegir entre una gran variedad de posibilidades:

  • Rojo vino: es un color fuerte, parecido a la sangre, tan enigmatico que le hará perder la cabeza.
  • Rojo rosado: es un tono que atrae mucho la atención y a la vez resulta sexy y estimulante.
  • Rojo cereza: es sugerente, sofisticado y elegante.
  • Rojo melocotón: aquí se entre mezclan los tonos dorados y rojizos, da idea de vitalidad y energía.

El tono que mejor va para las pieles claras son los rojos que tienen una base azul como los tonos vino, ciruela o arándano. Por otro lado los tonos con base anaranjada van bien a los cutis más morenos o ligeramente bronceados.

A continuación aplicamos el color, si somos mañosas lo haremos directamente con el lápiz o la barra de labios porque el resultado quedará más intenso. Si lo hacemos con pincel el resultado será más diluido aunque la verdad que más preciso (ese efecto mejor para los tonos suaves o rosados).

Primero debes aplicar una primera capa y absorber el exceso de producto con un pañuelo de papel, luego aplicas la segunda capa de producto.

Una vez elegido y aplicado el color debemos centrarnos en la fijación absoluta. A parte de las barras de labios de larga duración como las de Bourjois, Lipfinity de Max Factor o la Superstay de Mabelline, también existen fijadores labiales, que se pueden utilizar antes o después de la aplicación de la barra de labios. Yo os recomiendo utilizar fijadores para después, ya que de esta manera resecaremos menos nuestros labios.

Imagen | Dario en Flickr
En Arrebatadora | San Valentín, Productos para el tratamiento de labios, Consejos para unos labios perfectos

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos