Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

Prevenir la caída: rutina capilar, alimentación y equilibrio interno

Prevenir la caída: rutina capilar, alimentación y equilibrio interno
Guardar
1 Comentarios
Publicidad

Cuando hablamos de caída del cabello, más que nunca, es mejor prevenir que curar. Son numerosos los factores que aceleran la pérdida de cabello, por tanto es importante mantenerlos a raya, en la medida de lo posible.

Te recomendamos tres rutinas saludables que puedes adoptar desde ya para fortalecer tu cabello desde el interior y prevenir su caída: rutina capilar, alimentación y equilibrio interno.

Rutina capilar

Un simple gesto como realizar cada noche un masaje capilar puede marcar una gran diferencia. En este vídeo puedes ver una técnica sencilla de cuatro movimientos básicos que puedes realizar en casa en pocos minutos.

Al masajear se estimula el cuero cabelludo, el cual recibe una mejor irrigación de los vasos capilares. Así, los folículos pilosos reciben la sangre necesaria para que el pelo crezca fuerte y sano.

La constancia es fundamental para que la técnica de masaje de resultados, así que resérvate unos minutos al día para realizar tu rutina de masaje capilar.

Puedes complementar el masaje con la nutricosmética de Innéov, la cual ayuda a mejorar la salud de tu pelo y a evitar su caída desde el interior. Densilogy, de Innéov es una fórmula específica desarrollada a base de tres nutrientes esenciales que actúan en la parte más profunda de tu cabello: Vitamina D, Aceites grasos Omega 3 y Zinc. Dos cápsulas diarias es la dosis perfecta que necesita tu pelo cada día para prevenir la caída prematura.

Alimentación

Por supuesto, los nutrientes que recibimos a través de los alimentos también son importantes para la salud de tu pelo y para evitar su caída. Ciertos alimentos ayudan a frenar su caída.

¿Quieres saber cuáles son? Introduce en tu dieta alimentos que aporten las vitaminas que necesita tu cabello para no caerse: vitamina A (principalmente frutas y verduras ricas en antioxidantes, huevos y carnes), Vitamina B (cereales, frutos secos, champiñones, legumbres, queso y alimentos ricos en proteínas), Vitamina C (cítricos, kiwi), Vitamina D (lácteos, mantequilla, pescado graso), Vitamina E (aceites vegetales, verduras de hojas oscuras, hígado, nueces, almendras y cereales).

Tampoco hay que olvidar los alimentos que aportan zinc, como el pescado, el marisco, las carnes, lácteos y frutos secos y los alimentos que aportan Omega 3, ácido graso esencial presente principalmente en los pescados azules.

Equilibrio interno

Tu bienestar, tanto físico como emocional, también está relacionado con la salud de tu cabello. Como sabes, el estrés es una de las principales causas de pérdida de pelo, por tanto adoptar rutinas antiestrés es fundamental para cuidar tu mente y cabello.

Si no lo haces todavía, empieza a practicar ejercicio. Además de ayudarte a desconectar de las preocupaciones diarias, contribuirá a mejorar el funcionamiento de tu organismo, y por ende también la salud de tu pelo.

Busca planes que contribuyan a la relajación, cosas que te guste hacer y que te ayuden, al menos unos minutos al día, a mantener alejado el estrés de la vida cotidiana. Tu mente y tu cabello te lo agradecerán.

Foto | andreaslindmark

Publicidad

También te puede gustar

Inicio
Inicio

Ver más artículos