Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

¡No más uñas rotas!

¡No más uñas rotas!
Guardar
1 Comentarios
Publicidad

A todas nos ha pasado alguna vez. Tenemos una manicura perfecta y de pronto se nos rompe una uña. ¡El horror! Toca limarla y esperar a que crezca de nuevo. Pero podemos evitar que las uñas se rompan tanto y estén tan frágiles y quebradizas.

¿Por qué se rompen las uñas?

Las uñas son muy ricas en queratina y su estructura es bastante compleja: posee una matriz, profundamente implantada en el dedo, que produce las células de queratina necesarias para su desarrollo. La parte visible de la uña se llama lámina o limbo ungueal, y está formada por un apilamiento de varias capas de células queratinizadas. Cada día, la uña crece aproximadamente 1 mm.

La uña sufre diariamente diferentes agresiones físicas o químicas que pueden fragilizarla, aunque su principal problema es el agua. De hecho, como la estructura de la uña es porosa por naturaleza, el agua la vuelve más vulnerable. Hace que se hinchen las capas de queratina, separándolas y resecándolas.

Aunque también hay otras causas que explican la fragilidad de la uña, como el envejecimiento, los factores genéticos, los problemas dermatológicos, la mala costumbre de comerse las uñas, el uso de productos detergentes, el frío o el calor excesivo, los rayos UV o las manicuras agresivas.

Si se te rompen las uñas muy frecuentemente puede que también exista algún problema con tu alimentación y que la uña no esté recibiendo los nutrientes necesarios. Un suplemento alimenticio como Innéov Densilogy puede ser la solución a tu problema, por su eficacia demostrada al de un mes de tratamiento.

En Espacio Cuida tu Pelo | Pelo y uñas: el cuidado conjunto

Publicidad

También te puede gustar

Inicio
Inicio

Ver más artículos