Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

El estrés y el pelo, por qué se llevan tan mal

El estrés y el pelo, por qué se llevan tan mal
Guardar
1 Comentarios
Publicidad

Comienza el otoño, y comienza la vuelta a las rutinas y al ritmo frenético que nos marca la vida en las ciudades: todo el día corriendo con prisas, con una mala alimentación, durmiendo poco y con mil preocupaciones en la cabeza. ¿Te suena? Es normal que el estrés físico o emocional provoque una etapa de mayor caída del cabello.

¿Por qué se cae el pelo con el estrés?

El estrés es una de las principales causas de que el cabello se caiga de forma descontrolada, ya que hace que un alto número de cabellos caiga antes de tiempo, cuando en condiciones normales, se mantendría en crecimiento. Este tipo de caída generalizada, característica de las mujeres, se conoce como efluvio telógeno, ya que se produce porque un alto porcentaje de bulbos se encuentran en fase de caída o telógena. El cabello se cae por mechones cuando lo lavas, lo peinas o simplemente pasas la mano por el pelo. Este aumento de la caída se suele producir semanas o meses después del episodio de estrés intenso, y cesará unos seis u ocho meses después.

Las causas de este tipo de episodios de estrés pueden ser una fiebre alta o infección grave, el parto, una cirugía mayor, enfermedad grave, o sangrado súbito, algunas dietas drásticas, especialmente las que no contienen suficiente proteína, y también la ingesta de determinados medicamentos.

Lo llamamos estrés en general, pero en realidad corresponde a determinados estados de ánimo con tendencia a la ansiedad, los nervios, el mal carácter o la depresión, que nos provocan una caída repentina de mechones de pelo en zonas localizadas o una caída excesiva que anteriormente no se producía, así como un exceso de grasa o empeoramiento de su aspecto exterior del cabello.

Cuida tu cuerpo, cuida tu pelo

En estos casos, la manera de atacar la caída del cabello es de una manera global, pensando en nuestro bienestar general. Podemos hacer dieta y controlar nuestro peso, pero siempre bajo control médico y asegurando que la dieta que seguimos aporte todos los nutrientes y vitaminas necesarias. Si lo crees necesario, puedes tomar algún complemento alimenticio que asegure que tu cabello recibe los nutrientes necesarios para crecer, como Densilogy de Innéov.

densilogy

Entre los consejos para prevenir la caída siempre recomendamos reducir el estrés cotidiano en lo posible, una mayor relajación personal (¿qué tal empezar con el yoga y la meditación?) y una actitud más positiva ante la vida. Sobre todo, son imprescindibles unas pautas equilibradas de alimentación, una buena hidratación bebiendo 2 litros de agua al día, dormir unas 8 horas al día y también es básico llevar a cabo ejercicio físico de forma regular. Tú eres tu mayor posesión, así que cuida de ti y de tu cuerpo.

Foto | Stuartpilbrow En Espacio Cuida tu Pelo | El pelo cambia: ¿por qué?

Publicidad

También te puede gustar

Inicio