Compartir
Publicidad
Publicidad

Objetivos de otoño: rebaja tu cintura

Objetivos de otoño: rebaja tu cintura
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La cintura es una zona de acumulación de grasa por excelencia en las mujeres y tras un verano en el que seguramente nos hemos pasado algo de la raya en cuanto a alimentación y en el que la cantidad de ejercicio habrá bajado a más de la mitad en muchos casos.

Así que en este post dentro de la serie sobre los objetivos de otoño vamos a dar unas pautas alimenticias y físicas a seguir para rebajar la cintura en estos meses que tenemos por delante, para así recuperar la figura y la forma lo mejor posible y de una forma sencilla y amena.

Pautas alimenticias

En el post anterior de los objetivos de otoño ya os dimos unas pautas para aprender a llevar una dieta equilibrada, pero en esta ocasión vamos a resaltar cinco puntos que son claves para mantener a raya nuestro flotador y que las cartucheras se vayan rebajando poco a poco:

  • Fuera fritos: los fritos es lo peor que puedes comer si quieres rebajar tu "almacen de grasa" ya que los alimentos rebozados llevan una cantidad ingente de aceite que no hace otra cosa que ir directo al mismo.
  • No comer entre horas: si bien en el post anterior recomendábamos que había que dividir la comida en al menos cinco comidas, esto no quiere decir que hay que comer entre esas comidas, ya que lo que se suele picar entre horas, si se hacen esas divisiones de comidas, son calorías innecesarias y normalmente de productos no saludables.
  • Nada de chuches: di adios a las golosinas, a las chocolatinas o a esas gominolas azucaradas. Llevan tal cantidad de azúcar que es una bomba para tu organismo que sin duda almacenará directamente en las "despensa de grasa".
  • Ojo con la leche: la grasa de la leche al combinarse con la lactosa se suele quedar en la intradermis, es decir, hace que nuestra piel tenga más grosor con lo que en nuestra cintura esto puede llevar al temido flotador. Toma si puedes leche desnatada sin lactosa o leche de soja.
  • Controla los refrescos: los refrescos son otra de las bombas azucaradas que son el deseo de cualquier almacén de grasa. Cada refresco suele tener más de 100 calorías. Así que siempre que te apetezca un refresco opta por la versión light del mismo y no añadas calorías vacías a tu cuerpo.

Ayuda con el ejercicio cardiovascular

Sin duda la clave para que nuestra cintura rebaje a su mínima expresión es las pautas alimenticias, pero también se puede combinar con ejercicio cardiovascular para incentivar la quema de grasa. La grasa no se puede quemar de una zona concreta sino que se baja de una forma general de todo el cuerpo.

Recuerda que realizar 3 sesiones a la semana de unos 30 o 40 minutos de carrera, trote, bicicleta, remo... a un ritmo moderado (en torno al 65 % de tu ritmo cardiaco máximo) es la mejor forma de quemar grasa. Bajar la grasa de todo el cuerpo hará que bajes la grasa de zonas conflictivas como los michelines.

Rutina semanal de tonificación

Aunque realizar ejercicio específico de tu abdomen y zona lumbar no te servirá explícitamente para bajar la grasa de tu cintura, sí que ayudará a tonificarla y subir tu metabolismo basal con lo que quemarás algo más de grasa sin hacer nada. Una rutina para realizar dos o tres veces a la semana sería:

Imagen | Wikimedia commons

En Trendencias Belleza | Objetivos de Otoño

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos