Compartir
Publicidad
Seis consejos para preparar el cuerpo ante las comilonas navideñas
Dietas y nutrición

Seis consejos para preparar el cuerpo ante las comilonas navideñas

Publicidad
Publicidad

Están ahí a la vuelta de la esquina, casi se nos echan encima... ¡las fiestas de Navidad!

Con sus luces, sus regalos y sus reuniones familiares, para muchos son una época cargada de estrés y compromisos mientras que para otras (entre las que me incluyo) es la ocasión perfecta para sacar a relucir a la niña que aun llevamos dentro, disfrutar de nuestros seres queridos, ilusionarnos ante un paquete por abrir y saborear platos y dulces que por el bien de nuestro colesterol y nuestro índice glucémico (y para desgracia de nuestro paladar) solo tenemos a mano unas pocas semanas al año.

Es normal preocuparse por la alimentación solamente después de las fiestas, en el intento de quitarnos antes de semana santa los kilos que las comidas familiares y los mencionados dulces nos hayan echado encima.

Pero, ¿por qué no empezar antes? Aun estamos a dos semanas de que den comiendo las festividades y eso nos da cierta ventaja a la hora de preparar el cuerpo para cuando llegue la ocasión. Te damos por tanto algunos consejos para que vayas mentalizándote y cojas las fiestas en buena forma. Y como propina, un menú semanal prenavideño completo que puedes encontrar aquí.

1. No te adelantes a las fiestas

Lo hemos hecho todas alguna vez: pensar que, total, las fiestas están a la vuelta de la esquina, por qué no empezar ya mismo a probar un poquito de turrón, un trozo de mazapán o unos polvorones con el café...

Intenta controlarte y ser paciente, que los excesos navideños te duren 2 semanas y no un mes y medio. Así reducirás las calorías extra que metas en el cuerpo y la recuperación posterior será más fácil.

2. Di no a las dietas restrictivas

Pero no vayas a apuntarte el anterior consejo y pasarte de estricta, porque ni antes ni después es aconsejable someterse a una dieta restrictiva para compensar las comilonas navideñas.

Searching for some Christmas table inspiration...so many options!!! And excuse me but where the hell did 2017 go?! 😱🎄 📸 @kmartaus

Una publicación compartida de The Modern Mani 💅🏻 (@dannimarchi) el

Además de que son perjudiciales para la salud porque limitan los nutrientes que recibe el cuerpo, y poco eficaces porque todo lo perdido se recupera a la misma velocidad una vez que las dejamos, pueden crearte una sensación de ansiedad innecesaria y convertir las comidas de navidad en un evento que te obsesione.

Total, que no disfrutarás ni antes ni durante las fiestas, no conseguirás comer menos, sino todo lo contrario, y por el camino someterás a tu cuerpo a una restricción nutritiva innecesaria.

3. Pasa del 'detox' y mantente hidratada

Seguro que has oído a alguien loar las virtudes de una dieta 'detox' prenavideña (o post) para depurar el organismo de toxinas acumuladas en los meses anteriores, y así ayudar a tu cuerpo a digerir mejor las copiosas cenas y comidas de estas fiestas.

Hey girls! I'm taking over @Aquatalia's Instagram today. Be sure to follow along! #MyAquatalia #ad

Una publicación compartida de 💃🏻Sara (@collagevintage) el

Déjate de cuentos 'detox', que lo único que depuran es tu cartera. Por suerte, nuestro cuerpo está perfectamente equipado con unos eficientísimos riñones y un hígado siempre a punto para procesar lo que se puede aprovechar de los alimentos, y lo que no. Con eso tienes de sobra para depurarte, y sin con eso no fuese suficiente, lamentamos decirte que lo que necesitas no es una dieta, sino un médico, y cuanto antes.

En vez de eso, asegúrate de beber suficientes líquidos antes, durante y después de las fiestas para que tus órganos funcionen a la perfección. Eso sí, intenta que sean bebidas no azucaradas, como agua, infusiones o zumos naturales.

4. Busca alternativas al alcohol

Hay situaciones en las que parece imposible escapar del alcohol, y las navidades son una de ellas: la cervecita con el aperitivo, el vino con la cena, el champán para brindar y los licores en la sobremesa. Todo un menú alcohólico del que no podemos librarnos, ¿no?

Dinner in the sky 🙌🏼 #sarawears #vinoparadiso #1800dinnerinthesky

Una publicación compartida de SARA✖️WEARS (@sarawears) el

Bueno, pues inténtalo. Aprovecha estas semanas previas para buscar alternativas, y así cuando llegue el día sabrás por qué decantarte. Para que te vayas inspirando, aquí tienes siete cocktails sin alcohol que ya puedes ir ensayando.

5. Come alimentos saciantes y con fibra

Es algo que te beneficia todo el año, pero especialmente en esta época, para tener el cuerpo preparado ante las comilonas navideñas: apuesta por alimentos con un gran poder saciante y un alto contenido en fibra, que te ayuden a sentirte satisfecha sin comer de más, y sobre todo, que te ayuden a evitar el estreñimiento para llegar a la Navidad sintiéndote más ligera.

She loves brunching at @rawcocogreenbar_madrid 🥥🥗🌯

Una publicación compartida de Paula Ordovás (@mypeeptoes) el

Entre otros, son altos en fibra las legumbres, algunos frutos secos como las almendras y las avellanas, los dátiles, la quinoa o el kiwi. Aquí te dejamos unos cuantos más, y varias recetas para incorporar más fibra a tu dieta.

6. Organización, organización, organización

Una vez más: organización. Organizarse durante las fiestas es clave. Prepara menús semanales, o planifica del tirón todas las fiestas, de forma que más allá de las comidas o cenas clave (Nochebuena, Navidad, Nochevieja...) tus comidas durante esas semanas sean equilibradas, nutritivas y sanas, porque no es lo mismo cuatro o cinco comilonas que catorce excesos semanales.

Also on the blog finally learning how to cook with @blueapron--nothing caught on fire! #ad

Una publicación compartida de Aimee Song (@songofstyle) el

Evita la improvisación, que siempre lleva al descontrol, y aprovecha que esas semanas tendrás algunos días de vacaciones para ir al mercado, cocinar con mimo e incluso preparar platos sanos en grandes cantidades para guardar, congelar y seguir comiendo sano las semanas siguientes.

Teniendo en cuenta estos consejos y tirando siempre de sentido común por encima de todo no hay motivo para no disfrutar de las fiestas navideñas y sus platos, postres y, digámoslo claramente, ocasionales excesos.

Y puesto que están ahí, es mejor aceptarlos con humor y situarse en el punto medio, disfrutándolos con mesura, que amargarse la vida por no darles ni una probadita. ¡Que luego el año es muy largo y echarás de menos el mazapán!

Foto principal | Lovely Pepa

En Trendencias Belleza | 17 calendarios de adviento con los que desearás que llegue la Navidad

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos