Compartir
Publicidad
Publicidad

Plan anti-retención (I): alimentación

Plan anti-retención (I): alimentación
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Probablemente en algún momento de tu vida te hayas sentido hinchada, un problema que afecta más a las mujeres que a los hombres. Hormonalmente estamos predispuestas a sufrir retención de líquidos, pero una mala alimentación puede agrandar el problema.

La hinchazón es más frecuente en ciertas etapas o momentos de la vida como los días previos a la menstruación, durante el embarazo o los años anteriores y posteriores a la menopausia. Aunque también hay personas que a lo largo del día se van sintiendo más hinchadas, en las piernas,en el abdomen e incluso la cara y las manos. Sólo un cambio de los hábitos de vida puede acabar con la hinchazón y hacer que te sientas más ligera y por supuesto de mejor humor.

La alimentación es muy importante para mejorar este problema. Algunos alimentos que no pueden faltar en tu dieta son los siguientes:

  • Alcachofa: debe ser habitual en tus platos, aunque no es conveniente alimentarse sólo de este producto como algunas dietas milagro indican. Este producto contiene cicarina, que aumenta la producción de orina, y cinarósido, que tiene poder anti inflamatorio.
  • Patata: un alimento muy ligero si se cocina adecuadamente, hervido, asado o al vapor solo aporta setenta calorías. Contiene potasio y su fécula te aportará energía.

  • Calabacín: rico en potasio y en agua, su nivel calórico es muy bajo, sólo aporta diecinueve calorías por cada cien gramos, en la cocina da mucho juego y se pueden ralizar platos muy sabrosos.

  • Setas: el noventa por ciento de este producto es agua, consumiendo cien gramos solo estaremos ingiriendo quince calorías. Se pueden preparar a la plancha o en el horno y aderezarlas con perejil o ajo, también puedes consumirlas en ensaladas.

  • También es importante beber bastante agua, puede sonar contradictorio que ante un problema de retención de líquidos se recomiende beber, pero es que no beber lo suficiente agrava el problema ya que el organismo si no recibe suficiente agua lo que hacer es almacenar para poder cumplir todas las funciones.

  • Tomar verduras y frutas, al menos cinco piezas al día, contienen una gran cantidad de agua y por otro lado son saciantes.

  • Tomar proteínas, una dieta baja en proteínas puede llevarte a retener líquidos porque el hígado no llega a generar suficiente albúmina, sustancia indispensable para que los fluidos no se acumulen en los tejidos.

Los alimentos que debes evitar:

Para evitar la retención de liquidos debemos seguir una dieta baja en sodio, por lo tanto olvidarnos de la sal y ser cautos a la hora de cocinar. Hay productos que contienen gran cantidad de sal así que no debemos abusar de ellos como por ejemplo:

  • Conservas: una ración de fabada puede contener hasta tres mil miligramos de sal para su conservación.

  • Bollería industrial: un bollo tiene cuatrocientos miligramos de sal en su composición.

  • Embutidos y quesos: el salchichón o el chorizo por cada cien gramos contienen un 1 gramo de sal y quesos curados que por cien gramos aportan setecientos miligramos de sal.

También es muy recomendable evitar las grasas animales por su gran contenido en sodio.

En Arrebatadora | Plan anti-retencion (y II): consejos

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos