Compartir
Publicidad

El problema de las comidas frías, ¿cómo evitarlo?

El problema de las comidas frías, ¿cómo evitarlo?
Guardar
7 Comentarios
Publicidad

En estos días calurosos del verano, ya sea porque es buscamos comida que refresque o porque estamos en operación bikini, a muchos nos apetece comer más ensaladas, frutas y comidas frías de lo que hacemos en el resto del año. Sin embargo, este simple cambio de dieta, en principio muy saludable, puede producir problemas intestinales y darnos más problemas que beneficios.

En el proceso de digestión, el estómago puede llegar a más de 40 grados de temperatura. Comer alimentos fríos enlentece su funcionamiento, lo que podría causar problemas de estreñimiento, flatulencias o el vientre hinchado, si es que no estamos acostumbrados. Y es especialmente molesto en el caso de la cena, debido a que nuestro cuerpo reduce su metabolismo cuando dormimos. Una nutricionista a la que le pregunté acerca de esto, me dió algunas soluciones para el problema.

  • La más simple es cubrir el estómago con una manta o incluso usar una bolsa de agua caliente. Por desgracia es algo muy poco práctico de hacer en verano.

  • Beber alguna infusión caliente después de comer.

  • En general debemos ordenar los platos de más fríos a más calientes, es decir, primero las ensaladas, luego los platos calientes. Las bebidas, al principio. Para el postre, es mejor descansar unos 20 minutos a media hora antes de comerlos, especialmente si son helados.

Si sufrís problemas de intestino o colon irritable o cualquier problema intestinal, cualquiera de estas ideas podría ayudaros a reducir las desagradables molestias, solo por ayudar al sistema digestivo a procesar y desechar lo que comemos.

¿Conocéis vosotras algún otro remedio para estas situaciones?

Imagen | Pete Birkinshaw Más información | Consumer Eroski En Arrebatadora | Recetas de cocina ligera

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos