Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

Nutrición: alimentos que refuerzan tu piel frente al sol

Nutrición: alimentos que refuerzan tu piel frente al sol
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Para lucir un bronceado bonito y saludable no sólo tienes que cuidarte por fuera sino también por dentro, consumiendo alimentos que refuerzan tu piel frente al sol.

Una alimentación rica en antioxidantes como las vitaminas A, C y E y betacarotenos ayudará a tu piel a aumentar su protección natural frente a los daños que provocan los rayos solares. Así que, toma nota de los alimentos que no pueden faltar en tu dieta este verano.

Betacarotenos: mejoran tu tono y cuidan tu piel

Es fácil de recodar. En general, todos los alimentos de tonalidades amarillas, anaranjadas y rojizas contienen betacarotenos, que aceleran la producción de melanina, a la vez que protegen la piel contra los radicales libres, responsables del envejeciemiento.

¿En qué alimentos podemos encontrarlos? Zanahoria, melocotón, ciruela, albaricoque, tomate, calabaza, cerezas, sandía, mango, frutos rojos, fresas y pimientos naranja y amarillo.

Pero también en los vegetales de hoja, que aunque sean verdes, aportan un alto contenido en betacarotenos como: espinacas, albahaca, rúcula, acelgas, berros, brócoli y borraja.

Vitaminas A, C y E: aliadas de tu piel

Las vitaminas A, C y E, presentes en frutas y verduras nos aportan elasticidad a la piel, activan la formación de colágeno y contrarrestan el efecto de los radicales libres.

Muchos de los alimentos que nombramos antes son fuente de estas vitaminas, a los que se añaden los productos ricos en vitamina A como la carne y los lácteos y los cítricos, ricos en vitamina C, que interviene en la síntesis de colágeno, proteína que constituye el tejido cutáneo.

Además de los cítricos, son ricos en vitamina C el kiwi con el doble de vitamina C que cualquier cítrico, el perejil fresco, los pimientos y las fresas.

La mayoría de las frutas de temporada contienen estas vitaminas y pueden convertirse en grandes aliadas en tu alimentación, ya sea como piezas enteras o en forma de zumos o batidos naturales. También quedan muy bien combinadas en ensaladas.

Por su parte, las nueces, las almendras, las avellanas y las semillas son ricas en vitamina A y E, además de contener grasas "buenas", como el Omega 3, que aporta hidratación a la piel.

No olvides el aceite de oliva para condimentar tus comidas. Su aporte en aceites esenciales y vitaminas ayudan a nutrir la piel, repararla y protegerla.

Antioxidantes contra los radicales libres

Los antioxidantes son aquellas sustancias capaces de frenar la acción de los radicales libre que causan oxidación celular. Los betacarotenos y las vitaminas que hemos mencionado antes tienen funciones antioxidantes.

Los tomates, por ejemplo, son una buena fuente del antioxidante licopeno, que protege tu piel del daño solar mediante la neutralización de los radicales libres que puedan dañar las células cutáneas.

Se encuentra en los tomates frescos, pero sobre todo en los cocinados, ya que la cocción hace que se libere este componente y que el organismo lo asimile mejor.

Además de los tomates, y otros alimentos que nombramos antes, son ricos en atioxidantes el arroz integral, ajo, café, coliflor, brócoli, jengibre, perejil, cebolla, cítricos, y el té, ideal para tomar bien fresquito en verano.

Esperamos que estos consejos sobre nutrición te ayuden esta temporada a cuidar más que nunca tu piel, tanto por dentro como por fuera.

Antes de exponerla al sol recuerda prepararla para el verano con simples gestos como la exfoliación y la hidratación profunda y nútrela todo el verano por dentro con alimentos que refuerzan tu piel frente al sol.

Foto | Irina Patrascu en Flickr

Publicidad

También te puede gustar

Inicio
Inicio

Ver más artículos