Compartir
Publicidad

Rojeces a raya con el tratamiento Dermo-Calmante de Yves Rocher. Lo probamos

Rojeces a raya con el tratamiento Dermo-Calmante de Yves Rocher. Lo probamos
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace unos meses cuando terminé con mi hidratante habitual comencé a pensar en cuál sería la próxima adquisición. Tenía dos opciones, por un lado volver a repetir con alguna crema que me suele ir muy bien como la crema de almendras de Wealeda o por el contrario probar algún tratamiento nuevo para mi piel sensible.

La segunda opción ganó la batalla así que estuve pensando en varias posibilidades, me acordé de que hace tiempo una amiga con tendencia a las rojeces estaba usando una crema para pieles sensibles de Yves Rocher y la piel le había mejorado. Así que me fuí directa a la tienda dispuesta a descubrir su línea para pieles sensibles y que consta de dos cremas faciales: la Hidratante Dermo-Calmante Día y el Tratamiento Dermo-Calmante Anti-Rojeces, siendo ésta última la que finalmente adquirí y la cual os paso a analizar a continuación.

Textura y aplicación

Lo primero que vemos es su formato, como podéis ver nada del otro mundo, un envase clásico, en un tarrito de cristal. Su interior es de color blanco y huele a la típica crema con un toque dulce, nada desagradable.

Su textura es cremosa, en un principio puede asustar sobre todo a aquellas que busquen texturas fluídas pero lo cierto es que no se siente grasienta, se extiende muy bien y su absorción es tan rápida que sorprende ya que no te esperas que con una textura aparentemente tan untuosa pueda penetrar tan bien y tan rápido.

Cuando la aplicas sobre la piel ésta se siente cómoda desde el primer instante, fuera picores y tiranteces, un auténtico confort. Sobre las rojeces no voy a decir que desaparezcan ya sabemos que es tarea difícil pero sí que se calman y con el uso continuado la piel aprende a protegerse, aportando una luminosidad muy natural por lo que como base de maquillaje es estupenda.

Resultados

La hidratación me dura todo el día sin aportar grasa, al menos en mi piel que es más bien normal tirando a mixta pero a la vez con tendencia a la deshidratación. Las pieles grasas probablemente encuentren que necesitan un tratamiento oil free.

Las cremas como ésta que buscan calmar y luchar contra las rojeces no se preocupan por otras necesidades, única y exclusivamente van a mimar la piel y hacerla sentir cómoda y sana, por lo que las pieles que necesiten un extra porque son más maduras pueden alternar con otras cremas para esas necesidades pero siempre con mucho cuidado ya que las pieles sensibles no siempre toleran bien algunos principios activos como los ácidos muy típicos en la lucha contra las arrugas.

En definitiva solo puedo decir que estoy encantada con esta crema, tanto que ya es mi segundo tarro y a buen seguro que repetiré. También me apetece probar la Hidratante Dermo-Calmante Día. Su precio normalmente es de 16 euros pero muchas veces está de promoción.

¿Habéis probado algún producto de esta línea?

En Trendencias Belleza | Nueva base Infalible de L'Oréal, ¿hace honor a su nombre?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio