Compartir
Publicidad
Publicidad

Kiehl's, cosmética natural de farmacia

Kiehl's, cosmética natural de farmacia
Guardar
2 Comentarios
Publicidad

Y decimos bien, de farmacia, aunque no se venda allí, porque el origen de esta marca está en la farmacia Kiehl de Nueva York, que se fundó a finales del siglo XIX, y cuya estética aún rememoran cuantas tiendas se abren de Kiehl's en todo el mundo. Cuando entras en una de ellas parece que vas a ver aparecer al boticario en cualquier momento, que te va a vender un elixir de la juventud. John Kiehl, el propietario de aquella farmacia, comenzó a trabajar con plantas, con sus propiedades cosméticas, con todo tipo de ingredientes naturales y, sin saberlo, fundó la que hoy es considerada uno de los buques insignia de la llamada cosmética verde.

Entre sus productos más conocidos, su bálsamo labial, famoso en el mundo entero, pasajero de los shopping bags de las famosas, y uno de los productos que más traían los españoles de Estados Unidos cuando Kiehl's aún no había aterrizado en España. Pero la líneas es amplísima, con un packaging muy retro (y muy tipo botica antigua) y numerosas innovaciones que van llenando sus estanterías casi al mismo ritmo que sus clientes se los llevan. Entre las últimas, la línea Abyssine, realizada con algas y extractos de coral, con efecto anti-arrugas y anti-radicales libres. Tienen crema facial, crema de ojos, loción y sérum, y pasa por ser una de las mejores del momento.

Qué decir también del tan traído y llevado contorno de ojos de aguacate-el más hidratante que he probado, y mira que he probado muchos. También muy vendidos su crema corporal, el tónico facial Blue Astringent y el maravilloso-desde aquí la recomiendo-exfoliante facial de papaya y piña, que renueva la piel gracias a sus enzimas. Kiehl's, además, tiene una amplia gama de cosméticos para hombres que son muy vendidos, quizá porque, como ya hemos comentado muchas veces en Arrebatadora, el crecimiento de esta gama de artículos no es tan grande como debía.

Por último las fórmulas avanzadas antiarrugas, en frasquitos color ámbar, nos recuerdan un poco a los tratamientos del doctor Perricone, y son fórmulas muy concentradas, de alta potencia, y dirigidas a zonas y problemas específicos. En Madrid tienen tienda en la calle Fuencarral, la que se está convirtiendo casi en la Milla de Oro de las alta cosmética en la capital de España.

Más información | Kiehl's

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos