Compartir
Publicidad
Adiós a los molestos brillos en el rostro: probamos la mascarilla S.O.S Pure de Clarins
Cremas

Adiós a los molestos brillos en el rostro: probamos la mascarilla S.O.S Pure de Clarins

Publicidad
Publicidad

Quienes tenemos la piel mixta solemos tener bastante complicado el encontrar una solución para equilibrarla. Al conocer las mascarillas S.O.S de Clarins (y al enamorarme perdidamente de la hidratante), supe que en algún momento debía probar la 'S.O.S Pure',recomendada especialmente a las pieles que producen muchos brillos y tienen tendencia a generar un exceso de sebo, sobre todo en la zona T.

Primero: ¿cómo reconocer una piel mixta-grasa?

Las pieles mixtas a grasas presentan un aspecto brillante, una textura irregular y unos poros dilatados, sobre todo en la zona T del rostro (frente, nariz, barbilla). Las pieles desequilibradas son propensas a las imperfecciones y presentan un aspecto de tez apagada.

Lo que la caracteriza una piel mixta a grasa se caracteriza por el elevado contenido de sebo de la película hidrolipídica en la superficie de la piel, debido a la producción excesiva de sebo de las glándulas sudoríparas en la dermis.

S.O.S Pure, un tratamiento para equilibrar la piel

Según la marca, esta mascarilla absorbe el exceso de sebo para contrarrestar los brillos, afina la textura de la piel y reduce la apariencia de los poros.

Su fórmula está desarrollada a partir de ingredientes vegetales, además de la arcilla blanca y arcilla verde, dos componentes que ayudan a matificar la piel y a minimizar la apariencia de los poros.

Mi experiencia con las mascarilla S.O.S Pure de Clarins

Mascarilla Sos Pure Clarins

Debo decir que lo primero que me conquistó fue su aroma fresco y su textura empolvada porque invitan a aplicarla y a relajarte, tomándote ese momento para ti. Justamente es lo que hago cuando la aplico, así que además de tratar la piel, aprovecho para descansar un poco.

Ya en la piel se nota cómoda y no pica ni escuece (hago mención de esto porque me ha pasado con otras mascarillas para piel mixta). Al retirarla la piel luce impoluta, con un tono muy uniforme y totalmente mate, ¡preciosa!.

Aunque el resultado de la primera aplicación me gustó, sí que noté un poco de tirantez en las mejillas, aunque me parece normal teniendo en cuenta que en invierno mi piel tiende a deshidratarse. Por eso opté por hacer 'multimasking', y aplicar la S.O.S Pure en la zona T y en la barbilla y la S.O.S Hydra en el resto (incluyendo cuello y escote). El resultado es sencillamente perfecto, sobre todo si la aplico antes de dormir: la piel amanece jugosa, radiante y sin rastro de grasa.

La prueba de fuego viene con el paso de las horas. Lo que he notado es que la piel aguanta más horas sin brillos, así que no tengo que estar retocando continuamente. Sí que es verdad que al final de la jornada aparecen de nuevo, pero en general la ésta parece un poco más equilibrada.

En conclusión repetiría y sin duda creo que le sacaré muchísimo partido durante el verano, que es la época en la que más lucho con los brillos del rostro. Su precio es de 40 euros y podéis encontrarla en stands de la marca y en su tienda online.

¿Alguna de vosotras la ha probado?. ¿Cuál es vuestra mascarilla hidratante favorita?

El producto fue facilitado para la prueba por Clarins. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas para más información.

En Trendencias Belleza | ¿Tu piel necesita mucho más que hidratación?: probamos la gama 365 Skin Repair de Lancaster

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio