Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

¿Merece la pena pagar un poco más por un buen cosmético?

¿Merece la pena pagar un poco más por un buen cosmético?
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
image

Es la eterna duda. ¿Por qué unas cremas valen tan poco y otras tanto? ¿Es que no hacen lo mismo? Pues no. Al igual que no es lo mismo conducir un Fiat que un Ferrari. Y no es solo una cuestión de bolsillo, sino también de motor.

Vaya por delante que es cierto que muchas casas cosméticas se gastan un dineral en los frascos, el packaging, la publicidad en medios de comunicación y establecimientos... Y eso cuesta dinero y repercute en el precio final del producto.

Pero la verdadera razón por la que realmente merecería la pena pagar algo más por un cosmético es porque sus fórmulas fueran tan potentes que te evitaran, o al menos retrasaran, someterte a tratamientos invasivos, e incluso el paso por el quirófano. Y eso supone muchos millones de euros invertidos en investigación, en dar con los mejores principios antiedad del mercado, en conseguir que estén de forma estable en la fórmula (es decir, que funcione bien en tu piel una vez la aplicas y pasa el tiempo) y a la concentración más alta posible, en que sus texturas sean agradables, se absorban rápidamente por la piel, y actúen justo cuándo y dónde la piel lo necesita.

Y eso existe, tiene nombre y apellidos: se llama cosmética médica y debe de ser prescrita por un profesional de la salud –médico estético o dermatólogo-. Precisamente, una de las mejores marcas de este sector es la americana ZO Skin Health –con sus dos líneas ZO Medical y ZO Skin Health-, recién aterrizada en España de la mano de IFC España y a la venta en más de 50 clínicas especializadas en nuestro país. Los precios de sus cosméticos van desde los 40 hasta los 130 euros. Y reúne todas las condiciones necesarias para ser una inteligente y beauty inversión: incorpora los mejores principios, a alta concentración, en fórmulas estables, capaces de ir directos al problema y prescritos y supervisados por un médico.

ZO Skin Health

Cuestión de principios. Tanto en los productos de la línea ZO Medical como en los de ZO Skin Health hay potentes activos antiedad de avalada eficacia científica, como el ácido hialurónico, las vitaminas antioxidantes C y E, el retinol, los extractos botánicos, las células madre vegetales, los factores de crecimiento, el ácido ascórbico, el salicílico, el mandélico y el glicólico, péptidos, enzimas, urea y ceramida, entre los principales.

Alta concentración. Muchas marcas de cosmética estética o dermocosmética contienen estos principios activos, “pero no son puros, y están presentes en la fórmula a baja concentración y de forma inestable, con lo cual no actúan”, revela la dermatóloga y directora médica de IFC España, María Vitale.

Estabilidad. La vitamina C o el retinol, un derivado de la vitamina A, por ejemplo, son principios activos de demostrada eficacia científica antiedad; sin embargo, son ingredientes inestables, que se oxidan fácilmente en contacto con la luz y el calor. En ZO Skin Health, “los envases son airless e impiden el contacto directo de la fórmula con el medio ambiente, evitando así oxidaciones y contaminación externa”, detalla Belén de las Cuevas Caminera, Jefe de Producto ZO Skin Health. Conseguir esto lleva dinero y tiempo. “Es caro y cuesta estabilizarlo en el laboratorio, por eso luego no puedes venderlo a un precio de mercado muy barato”, justifica la dermatóloga.

Texturas inteligentes. ZO Skin Health ha invertido en innovación y desarrollo creando microemulsiones y oleosomas, que permiten liberar los activos justo cuándo y dónde la piel lo necesita. “Los oleosomas son microesferas que contienen ácidos grasos, vitamina E y retinol a altas concentraciones, que se liberan de forma lenta en la piel. Y la microemulsión es una emulsión en cuyas gotículas micrométricas –diminutas- se encuentra capturado el retinol. De esta forma, la penetración y acción del activo en la piel es más profunda y rápida”, explica Belén de las Cuevas Caminero.

Prescripción médica. La cosmética médica debe ser prescrita por un profesional de la salud –dermatólogo o médico estético-, con experiencia, dada la responsabilidad que conlleva y la necesidad de supervisar los resultados con un correcto seguimiento. Este puede prescribirla antes y después de un tratamiento médico –normalmente peeling químico-, y debe aconsejar únicamente los productos que tu piel requiere.

Algo más: puede que estés pagando un poco más, pero también que la crema te cunda mucho más y no tengas que volver a comprar una en meses. Por ejemplo, los limpiadores de ZO Skin Health tienen entre 150 y 240 ml y pueden durar alrededor de seis meses. La crema de día es de 50 ml, con lo que no tendrás que comprar otra en dos o tres meses. Y los tres productos más activos de su catálogo, que contienen retinol a altas concentraciones –Brightenex, Retamax y Ossential Advanced Radical Night Repair-, entorno a los cinco meses, porque no se aplican todas las noches.

Ahora ya sabes que, aunque pagues un poco más, los cosméticos médicos son una buena inversión.

En Cosmética Médica

  • ¿Por qué unos productos que sólo se venden en clínicas médicas?
  • 7 cosas que debes saber sobre ZO Skin Health
  • Las 9 razones que han llevado a Nieves Álvarez a confiar la salud de su piel a la Cosmética Médica
  • ¿Cómo decir adiós al envejecimiento sin dramas?
  • Publicidad

    También te puede gustar

    Comentarios cerrados
    Inicio
    Inicio

    Ver más artículos