Compartir
Publicidad
Publicidad

Utilizamos poco el tónico facial. ¿Qué ventajas nos perdemos?

Utilizamos poco el tónico facial. ¿Qué ventajas nos perdemos?
Guardar
21 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Si preguntáis a cualquier dependienta de perfumería qué producto cosmético ha bajado más la venta estos últimos años, apuesto un litro de tónico facial a que es éste. Utilizamos poco el tónico y es una pena por las muchas ventajas y beneficios que aporta a la piel.

En realidad no solamente a la piel, el tónico es uno de los cosméticos más sensoriales. Por el tacto y por su aroma se convierte en un agua multisensorial. Con tanta toallita desmaquillante y gel limpiador, nos olvidamos de ella, creemos que no hace falta. Lejos de eso, tenemos que replantearnos su utilización diaria.

La propiedad principal del tónico es el restablecimiento del PH de la piel tras el gesto de limpieza. No importa si utilizamos leche limpiadora o gel de los que hacen espuma y aclaramos con agua: el tónico es el siguiente paso, antes de aplicar cualquier tratamiento cosmético.

alta gama

Como no acabamos de notar su misión nos parece que nos lo podemos ahorrar. Para obtener la calidad de piel que soñamos no podemos saltarnos este paso. El tónico aporta frescor, hidratación, reequilibrio y prepara la piel para recibir el serum, la crema de día, el contorno de ojos.

Los hay calmantes para pieles sensibles, purificantes para las grasas, incluso con una acción reafirmante para pieles con problemas de flacidez. Cuando tengáis ocasión, probad un tónico con propiedades reafirmantes. ¡Vaya si se nota en la piel! Las pieles sensibles o irritadas tienen un aliado de belleza en el tónico calmante, agua bendita para su rostro.

Las que lo utilizamos a diario no podemos pasar sin él. Es muy agradable. En cuanto a calidades, no caigáis en el error de pensar que son todos iguales (total, es agua). El surtido de marcas y precios es muy amplio, la ventaja es que no es tan difícil de escojer como un tratamiento de belleza.

Si queréis ahorrar en cosmética que no sea suprimiendo el tónico facial de vuestra rutina. Entre 12 € y 20 € tenéis un montón donde elegir. Si os podéis permitir tónicos de marcas más selectivas, entre 35-50 euros, no dudéis de sus ventajas calitativas. No es sólo agua, es un agua de belleza infravalorada.

En Arrebatadora | ¿Piel apagada y cansada? un tónico casero de agua de rosas
En Mensencia | Guerlain Issima para hombres (I): los productos de limpieza

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos