Compartir
Publicidad
Publicidad

¿Una crema de 50 euros, de 100 euros? Yo lo valgo, lo merezco y lo pago

¿Una crema de 50 euros, de 100 euros? Yo lo valgo, lo merezco y lo pago
Guardar
26 Comentarios
Publicidad

A raíz de un post dedicado a un tratamiento corporal remodelador que tiene un elevado precio, algunas comentaristas del blog se escandalizaban de que alguien pudiera gastar tanto dinero en belleza. Me pregunto si las que os gastáis 50 o 100 euros en un cosmético lo decís a vuestras personas más cercanas.

Parece que soltar más de 50 euros en una crema o un serum es derrochar, o tu cuenta bancaria tiene muchos ceros. Y si los tienes y pueden permitírtelo, resulta que eres una insensible por no gastarlos en otras necesidades básicas. Pues no estoy de acuerdo.

Con gran respeto para quienes no pueden, hoy día la gran mayoría de nosotras puede permitirse un lujo de vez en cuando. Un serum a 75 euros o una crema de noche a 60 no es ninguna barbaridad. El conflicto está en las prioridades de cada uno. Y tenemos todos, los que se salvan son una excepción.

Solo pensar el presupuesto que se necesita para ir a ver un partido Barça-Madrid en el campo se me pone la carne de gallina. Por no hablar de seguir a tu equipo a otro país porque es una final. No lo haría nunca porque no soy aficionada al fútbol, ese dinero lo gastaría en otras cosas.

¿Quién no tiene unas gafas Rayban, unos Levi’s o un perfume de marca de 100 ml.? Mientras el primer ejemplo es una experiencia que puede durar una tarde o un fin de semana, las gafas de sol o el perfume puede durar mucho más tiempo. Esas compras tienen un precio parecido a los supuestos derroches en alta cosmética.

Si te compras una buena crema, no permitas que nadie te critique negativamente. Si te la regalan, menos todavía. Disfrútala, no estás cometiendo ningún pecado. Invito a las detractoras a que miren en sus cajones y armarios qué complemento de moda, fragancia u otro capricho se permitieron el mes pasado. O lo que se gastaron en copas el fin de semana. Ahí encontrarán una razón para respetar los caprichos de las demás.

Foto | ptons_d_sucre
En Trendencias Belleza | El fenómeno de las cremas Matriskin, ¿justificado?
En Embellezia | Alta Cosmética 2012

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio