Compartir
Publicidad

Un grano de arroz, una nuez, una lámina fina y una cucharadita de ...

Un grano de arroz, una nuez, una lámina fina y una cucharadita de ...
Guardar
14 Comentarios
Publicidad

No, no estáis en Directo al paladar aunque el título invíte a ello, el post es de cuántos productos se nos acaban antes de tiempo por qué no respetamos las cantidades que debemos aplicarnos. Si eres de las que confunde un granito de arroz con una avellana estás en el sitio adecuado.

Todo cosmético tiene unas pautas para ser usado, muchos de ellos ya traen en la caja un prospecto que no tienen nada que envidiar a los de cualquier medicamento, si es así ¿por qué no hacemos un buen uso de ellos?.

Te aseguro que las empresas están a ganar dinero, no a perderlo, cuando ellos pongan "aplícate una cantidad similar a un grano de arroz y con las yemas de los dedos..." seguramente sea una cantidad adecuada o ligeramente superior a la que debemos usar. A mi me ha pasado en muchas ocasiones con la espuma capilar, leer "del tamaño de una nuez" y yo rapidamente me echaba una cantidad del tamaño de una manzana.

En muchas situaciones no pasa nada por utilizar más producto de lo normal, pero tu bolsillo si lo nota a la larga y quizás, si es el pelo, te pese más de la cuenta y no consigas los propósitos del producto. Los cosméticos que vienen en envases muy pequeños y que suelen ser más caros (sérum, contorno, rellenador) cunden bastante si nos acoplamos a la cantidad adecuada.

Cuéntanos si alguna vez se te ha acabado un cosmético cómo por arte de magia debido a que te echabas más de la cuenta, entre todas aprenderemos algo.

Imagen | Adrian Midgley En Arrebatadora | 4 obviedades en cuidados de belleza no tan obvias (y III)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos