Compartir
Publicidad

Tras el verano llega el momento de recuperar tu piel

Tras el verano llega el momento de recuperar tu piel
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El verano es la temporada más complicada para nuestra piel. En las vacaciones nos relajamos y el sol hace más de las suyas, haciendo que nuestra piel se resienta y aceleremos su envejecimiento.

Pero no solo el sol, también el cloro de la piscina o el salitre del mar ayudan a la deshidratación de nuestra piel por lo que es ahora en otoño el momento ideal para recuperar la elasticidad, la hidratación y la luminosidad natural.

Limpieza y exfoliación

El primer paso para recuperar nuestra piel serán realmente dos que además irán juntos: limpieza facial y exfoliación. Primero realizaremos la limpieza, donde deberemos valorar nuestras necesidades como si por ejemplo tenemos tendencia a los puntos negros. Si a lo largo del verano no les hemos hecho mucho caso es la hora de una limpieza profunda donde eliminaremos todas la impurezas.

Si por el contrario no tenemos tendencia a los puntos negros con una leche limpiadora o el formato que más nos guste nos será suficiente. Eso sí, no te debes olvidar de incluirlo en tu rutina de belleza, tanto por la mañana como antes de acostarnos ya que aunque no nos hayamos maquillado será fundamental para que nuestra piel esté sana.

Tras la limpieza necesitamos exfoliar la piel para eliminar la pieles muertas que hacen que nuestra piel se vea más rugosa, de aspecto mate y en general menos bonita. Con la exfoliación no solo conseguiremos regenerar nuestra piel sino que también la preparamos para que la crema hidratante penetre mejor y sea aún más efectiva.

Hidratación

La hidratación, el sol, el cloro de la piscina o el salitre del mar son factores que no ayudan precisamente a mantener la hidratación en la piel, todo lo contrario, sobre todo en las piel secas o con tendencia a la deshidratación son las que más lo sufren. Por ello es la hora de hidratar y mucho, por lo que la crema hidratante la debemos aplicar al menos por la mañana y la noche.

De todas formas si vemos que nuestra piel necesita un plus, también la podemos aplicar a lo largo del día, todo depende de nuestro tipo de piel y sus necesidades.

No debemos olvidarnos tampoco de las mascarillas que son otras de nuestras grandes aliadas, a la hora de recuperarnos de los estragos del verano. Según nuestras necesidades podemos optar por mascarillas hidratantes, calmantes o revitalizantes. Éstas últimas suelen incluir vitamina C para potenciar la luminosidad y dotarnos de ese aspecto buena cara de forma casi instantánea.

Tratamientos

¿Y qué sucede cuando todo lo anterior no es suficiente? Siempre podemos recurrir a tratamientos específicos en consultas dermatológicas y clínicas estéticas. Por ejemplo el ácido hialurónico es uno de los tratamientos estrella que nos aportará mucha hidratación, aunque también cada vez encontrams más tratamientos basados en factores de crecimiento o incluso vitaminas para el rostro, eso sí para las que no tengan miedo de las agujas.

En Trendencias Belleza | Puesta a punto para el Otoño

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos