Compartir
Publicidad

¿Por qué me gusta echarme la siesta?

¿Por qué me gusta echarme la siesta?
4 Comentarios
Publicidad

No todos son los afortunados que a diario se pueden hacer esta pregunta, pero ¿por qué gusta dormir la siesta siempre que se puede? La siesta es el hecho de estar tumbado y relajado durmiendo como máximo 30 minutos después de comer.

La siesta, aunque parezca muy "inocente", tiene también algunos inconvenientes. Dormir muchas horas de siesta, puede causar insomnio por la noche.

Algunos beneficios de la siesta es que si te sienta bien, puedes recuperar sueño atrasado, descansar y relajar un poco la mente para continuar con la productividad sin bajar el rendimiento en el trabajo. Una siesta puede evitar que se padezca estrés. Los beneficios de la siesta, van más allá del estado de ánimo de una persona, hay estudios que han demostrado que echarse la siesta puede reducir el riesgo de padecer enfermedades del corazón. Pero, ¿cómo es la buena siesta? Creo que cada uno sabe qué duración debe tener su siesta, porque no nos sienta igual a todos. Yo por ejemplo, para descansar 30 minutos prefiero no dormir, porque me levanto con más sueño y dolor de cabeza. Otras personas se tumban a dormir la siesta y se levantan con mal humor.

Un remedio que puede resultar útil para las personas que duermen mucho es, tomar un café inmediatamente antes de dormir la siesta. A los 10 ó 20 minutos de haber empezado a dormir la siesta y de haber tomado el café, nos despertaremos por el efecto del café.

Fotografía | Jaime m

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio