Compartir
Publicidad
Publicidad

Piernas cansadas, cuidado con todo tipo de calefacción

Piernas cansadas, cuidado con todo tipo de calefacción
Guardar
1 Comentarios
Publicidad

La sensación de pesadez y cansancio en las piernas es característica del embarazo, del calor o está relacionada directamente con trabajos donde durante horas hay que permanecer sentadas. Pero hay otra que poca gente la tiene en cuenta, la calefacción en invierno y sus consecuencias.

Cómo hemos comentado otras veces en Arrebatadora el flujo sanguíneo tiene dificultades con el calor en su camino de retorno desde los pies hasta el corazón. En invierno abusamos de tener la temperatura muy alta en casa, los expertos recomiendan tener la casa entre 18/19 grados pero en pocos hogares se cumple, en muchos termostatos la temperatura se pone a más de 22 grados.

Para dormir sin embargo es mejor tenerla en 16 grados ya que hay que tener en cuenta el calor que ya proporciona la ropa de cama. Pero mucha gente solo calienta una o dos estancias de la casa donde pasa la mayoría de las horas, el cambio brusco de temperatura de una estancia a otra también genera dolor y molestias en las piernas.

Pero sin duda una de las peores maneras de calentarse es el tradicional “brasero”, aunque en muchos hogares no los hay y tienden a desaparecer, en pequeñas poblaciones y pueblos siguen estando a la orden del día. El más perjudicial es el brasero tradicional, hecho con picón o brasas de madera, ya que va perdiendo temperatura a medida que se consume y hay que removerlo de nuevo, llegando a unas temperaturas muy perjudiciales para nuestras venas.

Una de las causas a tener en cuenta también es trabajar o permanecer mucho tiempo en lugares públicos donde la calefacción está muy alta, personalmente a mi me ha pasado estar muchas horas en centros médicos y demás organismos oficiales donde el personal de trabajo esta en pleno invierno en mangas cortas. Si te encuentras en estas situaciones lo mejor es masajear las piernas dos veces al día en sentido ascendente con las yemas de los dedos haciendo una ligera presión.

Otros factores a tener en cuenta son las medias por debajo de la rodilla, los calcetines muy apretados, las botas de caña alta muy estrechas, mantas eléctricas, etc. A veces solo es necesario cambiar algunos hábitos para que nuestras piernas ganen en salud.

En Arrebatadora | Síndrome de piernas cansadas, Esencia de limón contra las piernas cansadas

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos