Compartir
Publicidad

Objetivos de otoño: pon a punto a tus pies para resistir el otoño y el invierno

Objetivos de otoño: pon a punto a tus pies para resistir el otoño y el invierno
Guardar
9 Comentarios
Publicidad
Publicidad

No sé si a vuestros pies les pasará lo mismo, pero los míos gozan mucho más del verano que del resto del año. Solo uso sandalias y la ausencia de calcetines me hace mucho más fácil recordar mantenerlos hidratados. Cuando vivía al lado del mar, aprovechaba la arena y el agua para un masaje exfoliante.

Pero cuando llega el otoño, no solo me deprimo yo: también mis pies. El cambio de calzado, el usar calcetines o medias, volver a los tacones, todo eso afecta su salud y podemos ver durezas, hongos o incluso pequeñas heridas por usar calzado al que le habíamos perdido la costumbre.

Aunque debemos cuidar de los pies todo el año, a menudo nos preocupamos más de ellos en verano, la temporada para lucirlos en todo su esplendor. Pero en el otoño es importante tomarnos un momento y prepararlos para resistir hasta la próxima primavera. ¿Queréis leer mis recomendaciones?

La primera acción está tomada de los consejos de salud de los diabéticos: revisa tus pies con mucha atención. Puede sonar muy obvio, pero los pies están lejos de los ojos y cada día, al lavarlos, secarlos e hidratarlos, es fácil pasarlos por alto. Una vez que los conocemos bien es mucho más fácil ponerle remedio rápidamente a cualquier problema que pueda aparecer.

zapatos-bailarina.jpg

Los siguientes candidatos a revisión son los zapatos que hemos dejado guardados durante el verano y a los que volvemos ahora en otoño o invierno. Detalles en principio inofensivos, como un trocito de piel suelto o el desgaste natural, pueden causarnos dolores de pies o de espalda.

Los tacones son un punto vital, incluso si no los usáis altos. Es necesario revisar cuán gastados están y si el desgaste es desigual. El caminar con las piernas inclinadas por efecto de los tacones, especialmente si es de un momento a otro, exige un esfuerzo extra a la espalda y a veces la solución es tan fácil como llevarlos a una zapatería para que reemplacen las tapas.

No hemos terminado aquí, por supuesto, pero lo siguiente ya debería formar parte de nuestra rutina de belleza. Por ejemplo, en la rutina de cada día, seguro que no he recordaros lo importante que es secarse bien los pies para evitar hongos, ¿verdad?

También debería ser rutinario el dar una exfoliación semanal a los pies. Así es más fácil evitar que a la llegada del verano los talones estén extrasecos. Y para exfoliar las opciones son amplias: podéis usar un exfoliante casero, una piedra pómez, aquellos famosas exfoliaciones con peces, cualquier exfoliante corporal o los productos específicos para pies.

pies-perro.jpg

No olvido la hidratación, por cierto, pero primero va la exfoliación porque como nos dijo nuestra lectora Dressler, si hay mucha piel muerta, la hidratante no hace nada. Aunque hay muchas hidratantes para pies, si nada te ha resultado puedes probar la recomendación de Nuria: aceite de almendras antes de acostarse y unos calcetines para no ensuciar las sábanas.

Para el después, cuando llegamos a casa “con los pies en la mano”, quedan mis favoritos: un breve masaje (mucho mejor si te lo hace tu pareja) y descansar con los pies en alto. Este último paso es especialmente recomendado si se os hinchan los pies.

Solo con esos simples pasos hemos avanzado muchísimo, aunque no lo parezca. Nuestro objetivo va más allá de tener pies bonitos, es mantenerlos en un estado saludable que les permita acompañarnos sin problemas toda la vida.

Ya os he contado mis secretos para unos pies bonitos y sanos, ¿me contáis los vuestros?

Imágenes | ASCOM – Prefeitura de Votuporanga, Garry Knight, Fred Rockwood
En Trendencias Belleza | Objetivos de Otoño, Manicura y Pedicura, 4 soluciones imprescindibles para cuidar tus pies de las rozaduras y los tacones

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos