Compartir
Publicidad

Especial alteraciones de la piel: manchas y pecas (y IV)

Especial alteraciones de la piel: manchas y pecas (y IV)
Guardar
1 Comentarios
Publicidad

Las factores responsables de la aparición de las manchas en la piel son muy variados: el envejecimiento, la foto sensibilidad, el sol tomado imprudentemente, las contraindicaciones de algunos medicamentos y productos cosméticos y la luz solar entre otros.

  • Manchas. Las mujeres que toman anticonceptivos orales son propensas a las manchas por culpa de la mala relación entre las hormonas y la luz solar. Las manchas que salen durante el embarazo se llaman cloasma y tienden a desaparecer a los pocos meses después del parto. En contra de lo que mucha gente piensa suelen salir más en la gente de piel oscura centrándose su aparición en la frente, labio superior, mejillas y en el escote.

Las cremas con protección solar y ácidos frutales (realizan una exfoliación suave, pero continuada) son la base para que no te salgan o si ya es tarde para que la mancha no coja más pigmento y se haga cada día más oscura. Si quieres deshacerte de ellas rápidamente la mejor opción es recurrir a un dermatólogo pero tratamientos como el láser o la nieve carbónica también tienen sus contras, déjate asesorar siempre por un buen profesional.

  • Pecas. Cuando la dosis es pequeña dan un atractivo aire pícaro, pero a muchas personas les salen demasiadas y no solo en la cara, los brazos, escote y espalda no se salvan. Surgen a causa de una mala distribución del pigmento dérmico. Son hereditarias, benignas, tienen un tamaño entre 1 y 3 milímetros. Son más frecuentes en las pieles claras, sobre todo en personas pelirrojas.

Nada puede evitar que te salgan si eres propensa, pero puedes atenuarlas aplicándote siempre crema de protección muy alta en la cara (también debajo del maquillaje) para evitar que el sol las oscurezca más.

En Arrebatadora | Especial alteraciones de la piel: alergias (I), Especial alteraciones de la piel: acné (II), Especial alteraciones de la piel: puntos negros y cuperosis (III)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos