Compartir
Publicidad

Elegir bien el ramo de flores de la novia

Elegir bien el ramo de flores de la novia
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hoy queremos daros unos cuantos consejos sobre cómo elegir bien el ramo de flores de la novia, un accesorio muy importante para el efecto final. En primer lugar hay que tener en cuenta que lo mejor es acudir a alguna floristería de confianza o que ya se conozca, para poder tener más confianza a la hora de elegir y mejor asesoramiento. Si no tenéis ninguna podéis visitar unas cuantas y quedaros con la que mejor os parezca. Si es vuestra ciudad hay viveros que vendan también flores para eventos recordad que suelen ser más económicos.

Una vez decidido el lugar lo imprescindible es que el ramo vaya acorde al tipo de ceremonia y tipo de traje que vais a llevar, es decir, no queda demasiado bien una ceremonia íntima con un ramo tipo Lady Di, ni un traje muy recargado con un ramo similar. Es esencial tener este punto claro antes de comenzar a buscar el ramo perfecto. También la época del año en que se celebra la boda condiciona el ramo, sobre todo por la disponibilidad de las flores. En otoño por ejemplo quedan muy bien los tonos ocres, rojizos y bronce, en colores cálidos.

Las rosas y orquídeas son sin duda las reinas de los ramos de novia, un clásico que se repite año tras año sin perder puestos respecto a nuevas apariciones, como pueden ser las calas o las peonías. Las flores suelen ir acompañadas de hiedra, helecho e incluso en algunos ramos más modernos de otros materiales, como rafia o frutas.

Os dejamos aquí unas cuantas ideas, muchas de las cuales podéis ver en las fotos que acompañan este post:

  • Calas: Una opción muy de moda en los últimos años, las podéis llevar blancas o rojas, como en la foto. También se llevan solas, sobre todo para bodas civiles o trajes muy sencillos.

  • Ramos rústicos: Hechos con flores poco frecuentes en ramos de novia, con mucho color verde y amarillo, y normalmente algún tipo de material rústico, como rafia.

  • Los tulipanes se están poniendo muy de moda, aunque es una flor muy especial que no a todo el mundo le gusta. A mí me gustan mucho los amarillos, en ramito pequeño.

  • Las rosas siguen siendo una opción válida, aunque han perdido protagonismo en los últimos años. Rojas o blancas, en pequeñas cantidades, hacen un ramo muy discretito.

  • Las orquídeas hay que saber llevarlas, es conveniente que no sean muy recargadas ni en composición ni en color.

  • Las peonías y las gerberas son las últimas incorporaciones. Podéis ver un ramo de peonías en la galería, con un toque muy romántico y clásico.

  • Los ramos de colores quedan muy bien para bodas que se celebren en el campo o en fincas, sobre todo con margaritas o incluso, si os atrevéis, con girasoles.

Esperamos que todos estos consejillos os hayan dado alguna idea más a la hora de preparar el ramo de ese día tan importante.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos