Compartir
Publicidad

Arcilla verde para los granitos de la espalda, mi experiencia

Arcilla verde para los granitos de la espalda, mi experiencia
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace tiempo que nuestro compañero Sergio nos habló de los beneficios de la arcilla. Como recordaréis, existían tres tipos de arcilla, blanca, roja y verde, siendo esta última una de los más importantes, por su alta eficacia purificante en pieles grasas y acnéicas.

Hace unas semasnas que me animé a probarla, así que fuí a una herboristería y pedí arcilla verde. En el establecimiento donde la adquirí la había en dos formatos una con la mezcla ya preparada que venía en tubo y otra en polvo que había que preparar en casa. La que venía en polvo era más barata y de mucha más cantidad. La verdad es que me sorprendió mucho su precio tan sólo 3,85 euros para un quilo en comparación con el otro formato.

arcilla1.JPG

Bueno la cosa es que finalmente mi elección fue la arcilla en polvo, más concretamente una arcilla verde irradiada de la marca El Granero (en portada), aunque existen diversas marcas de similares características. Mi intención era para usarla en la espalda, zona que suele ser más grasa que otras porque contiene mayor cantidad de glándulas sebáceas y ese exceso se suele manifestar con granitos.

La preparación de esta arcilla es muy sencilla, eso sí, hay que tener mucho cuidado de que la arcilla no entre en contacto con cualquier elemento de metal ya que de esta forma perdería sus propiedades. La preparo en un bol únicamente con un poco de agua hasta conseguir una pasta homogénea y cremosa.

Para su aplicación en la espalda, lo mejor es realizarlo con la ayuda de una persona para poder aplicar la pasta por toda la espalda, dejando una mezcla de medio centimetro a dos de grosor. El siguiente paso será tapar la zona donde hemos dejado la arcilla con film osmótico, y mantenerlo tapado durante 20 minutos.

Una vez que han pasado esos 20 minutos veremos como la arcilla se va secando e iremos notando tirantez en la piel, esa es la señal que nos dirá que ha llegado el turno de retirarla, en la ducha o sino con una esponja húmeda.

La verdad que los resultados que he visto han sido bastante buenos. Tras la primera aplicación ya he podido ver como mi espalda ya no está tan grasa y esos granitos comienzan a desaparecer poco a poco.

En Arrebatadora | Arcilla

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio