Compartir
Publicidad
Publicidad

A partir de los 30 años, ¿porqué utilizar un corporal solamente hidratante?

A partir de los 30 años, ¿porqué utilizar un corporal solamente hidratante?
Guardar
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hemos hablado bastante de cuidados corporales estas últimas semanas y no quisiera que la idea de cuidar nuestro cuerpo y sus zonas rebeldes quede en paréntesis, excepciones o tratamientos intensivos. Si algo requiere la piel es constancia, aplicación diaria. Si has pasado la meta de los 30 años, ¿porqué utilizar un corporal solamente hidratante?

Cuando os comenté que a partir de los 25 años la piel empieza su proceso de envejecimiento cutáneo obviamente me refería a cara y cuerpo. Tener una piel bonita en todo el cuerpo es un objetivo cosmético que puedes conseguir más fácilmente de lo que crees.

La hidratación es básica, por supuesto, pero no es la única necesidad de tu piel. Puedes necesitar nutrición (piel seca), un corporal calmante y protector (pieles sensibles y/o atópicas), reafirmación, por no enumerar las necesidades derivadas de aumentar o disminuir peso (celulitis, estrías). Entonces, ¿porqué tu hidratante corporal habitual no es además reafirmante, calmante o nutritiva?

aceite-corporal-reafirmante

Muchas personas empiezan a utilizar este tipo de corporales a diario cuando el problema es visible. De las misma forma que utilizamos cosmética anti-edad preventiva o primeras arrugas existe un mundo de productos corporales que nos ayudan a mantener la piel del cuerpo joven y lisa más tiempo. ¡Aprovechémosla!

Define tu problema: sequedad, flacidez, celulitis, estrías. Son necesidades de la piel que no van a desaparecer así como así. Somos geneticamente propensas a ello, plantémosle cara. No utilizamos para el cuidado del rostro solamentela hidratante: nos hemos acostumbrado al serum, al contorno de ojos, a la crema de cuello y escote o al rellenador de colágeno para zonas específicas.

elancyl-lipo-reducing

Transladado al cuerpo, deberíamos acostumbrarnos a la hidratante/nutritiva para las zonas generales, al antiestrías para las nalgas, pecho o abdómen, al anticelulítico para muslos o caderas. Del mismo modo que tenéis una estantería con los productos faciales y los utilizáis a diario, podéis tener un rincón en el cuarto de baño con los productos corporales. Si los tenéis a mano será fácil aplicar el contenido de uno u otro tarro.

Una rutina cosmética corporal son 5 minutos de tu tiempo muy placenteros. Con productos bien escogidos por la necesidad de tu piel y por calidad, los resultados se ven y se notan. ¡Vaya si se notan! Mi recomendación es que no te agobies y empieces con dos productos, por ejemplo. A partir de ahora tu hidratante diaria tendrá una fórmula reafirmante y te aplicarás el anticelulítico de mantenimiento en las zonas concretas. Más adelante, tú misma querrás ampliar tu rutina cosmética corporal.

En Arrebatadora | Rutinas cosméticas después de la ducha: primero el rostro y luego el cuerpo, Anticelulíticos: ¿porqué hay días que siento más el calor en la piel que otros?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos