Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

Probamos el Maquillaje Fluido Corrector Couvrance de Avène: piel de terciopelo

Probamos el Maquillaje Fluido Corrector Couvrance de Avène: piel de terciopelo
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Tweets por @AveneEspana
\"image\"

Cuando tienes la piel sensible, encontrar un maquillaje que no te dé más problemas de los que ya tienes no suele ser tarea fácil. Muchos te obstruyen los poros, otros directamente te producen más rojeces de las que tapan y la mayoría no son buenos para nuestra piel.

La gama Couvrance de Avène está destinada a aquellas pieles sensibles que quieran utilizar maquillaje sin sacrificar su salud y sin tener que prescindir de ninguna de las ventajas de un buen maquillaje cubriente. Por eso, hoy hemos probado Maquillaje Fluido Corrector Couvrance, uno de los productos de esta gama más versátiles y cómodos de utilizar.

Presentado en un tubo de 30 ml, lo primero que debo decir es que cunde muchísimo, y si en lugar de aplicarlo con la mano empleamos una brocha de maquillaje destinada a este tipo de fluidos, veréis como conseguís maximizar su duración.

Couvrance

Yo he probado el tono 3, Arena, y aunque tengo la piel muy blanca, como veréis en las fotografías, lo cierto es que ha realzado mi tono natural dándole un poco de color. Con esto quiero decir que el Arena es un tono medio que va perfecto para las pieles claras y que no tengáis miedo a probar un tono un poco más oscuro que los que solemos utilizar (un 01 o un 02).

Con los maquillajes fluidos suele pasar que resultan pesados en la piel, sobre todo si estás acostumbrada a utilizar polvos en lugar de este tipo de producto. El maquillaje de Couvrance no podría estar más alejado de esta sensación. Es muy ligero, tanto que sorprende, sobre todo cuando ves el resultado en lo que a cubrir imperfecciones se refiere.

Couvrance

El resultado, como podéis ver, es inmediato. Lo que más he notado con la luz de interior ha sido las ojeras, las tapa mucho más de lo que yo esperaba, sobre todo sin usar un corrector debajo. Y las pequeñas imperfecciones y rojeces quedan tan suavizadas que tienes que fijarte para verlas.

Todo sin perder un ápice de comodidad. Otra de las cosas importantes es a la hora de retirarlo. Algunos maquillajes en crema suelen ser bastante grasos y retirarlos con el desmaquillante termina llenándote de rojeces a base de insistir. El maquillaje de Couvrance se va fácilmente con el algodón y no deja esa sensación que queda a veces de que nuestros poros todavía tienen producto. Es una gozada de poner y de quitar.

Couvrance

Lo he llevado todo el día, y he notado sobre todo que mi piel permanecía mate pero hidratada. No he tenido esa sensación astringente que dan algunos productos que prometen piel mate, sino que lo que sí he notado es una piel nutrida y cuidada, y sin tener que preocuparme por los brillos.

Es tan ligero sobre la piel que si queréis rematarlo con unos polvos sueltos lo admite perfectamente, y no queda ni recargado ni resulta incómodo en la piel. Un indispensable en tu bolsa de maquillaje.

Publicidad

También te puede gustar

Inicio
Inicio

Ver más artículos