Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

Cómo nace Avéne: Pierre Fabre y el origen de la dermocosmética

Cómo nace Avéne: Pierre Fabre y el origen de la dermocosmética
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Tweets por @AveneEspana
\"image\"

Detrás de la marca de dermocosmética Avène hay una rica historia con más de dos siglos y medio de antigüedad que parece el relato de un cuento. Hoy os contaremos cómo nace Avène y su vinculación con un hombre especial, M. Pierre Fabre, quien ha sabido construir paso a paso una empresa que se ha convertido en multinacional de la dermocosmética. Atentos que empieza el cuento.

Avène les Bains es un pequeño pueblo del sur de Francia, situado en el valle de l´Orb, en el corazón del Parque Natural de la región del alto Languedoc.

Avéne-les-bains

En 1736 se descubrió allí la fuente de agua termal Sainte Odile, a la cual se le atribuyeron propiedades curativas. Resulta que el caballo del Marqués de Rocozel, padecía un tenaz prurito en la piel, y tras varios baños en la fuente notaron que su afección había mejorado considerablemente.

Encontraron entonces que el agua de Avène era eficaz para luchar contra las enfermedades y afecciones de la piel como eczemas, dermatitis atópicas, psoriasis, quemaduras, cicatrices, etc.

Pocos años después, en 1743, el propio Marqués de Rocozel, propietario del lugar, construye ahí la primera estación de cura termal.

En 1871 el agua termal de Avène ya contaba con gran fama internacional, tanto que fue exportada a Chicago para curar a los quemados del Gran incendio. Tres años después fue declarada de interés público en el tratamiento de las enfermedades de la piel.

Pierre Fabre, fundador de un imperio dermocosmético

Pierre-Fabre

Poco más de un siglo más tarde, en 1975, la Estación termal de Avène pasa a manos del grupo creado por M. Pierre Fabre, un intuitivo y enérgico farmacéutico e industrial que rehabilita la fuente de agua termal, desarrolla la actividad termal, y abre un periodo de evaluación clínica y farmacoclínica sobre las propiedades del agua termal de Avène.

En 1990, muy cerca de los antiguos baños se abre un nuevo establecimiento termal. M. Pierre Fabre inaugura una nueva era: el Termalismo Científico. Se pone en marcha la elaboración de productos dermocosméticos a base de agua termal de Avène, así como los Laboratorios Dermatológicos Avène.

Responden así a una necesidad fundamental de la sociedad de esta época que M. Fabre sabe interpretar como una profunda preocupación por el bienestar, la salud, la seguridad y la eficacia que ésta exige.

En 2004 se realiza la ampliación de la estación termal y la creación del Laboratorio del Agua, un laboratorio de investigación multidisciplinar que controla y vigila permanentemente la pureza y las cualidades del Agua termal de Avène. M. Pierre Fabre mantiene, igual que cincuenta años antes cuando crea la dermocosmética, que éste y sus demás productos deberían ser recomendados y vendidos por profesionales cualificados: dermatólogos en el primer caso y farmacéuticos en el segundo.

Bajo el mando de M. Pierre Fabre, en 2010 los Laboratorios Dermatológicos Avène, confirman su puesto de líder internacional. Sus productos están disponibles en Francia y en más de 100 países.

El 20 de julio de 2013 fallece M. Pierre Fabre a los 87 años, habiendo entregado toda su energía a crear un imperio dermocosmético con marcas reconocidas en el mundo de la belleza. Nuevas generaciones heredan su legado y continuarán trabajando en la misma línea que su fundador.

Y esta es la historia de un pueblo de cuento, Avène les Bains, origen de un principio activo único: el agua termal de Avéne, un hombre visionario y trabajador, M. Pierre Fabre, y Avène, la marca mundial líder en dermocosmética a la que han dado vida.

Más información | Pierre Fabre y Avène

Publicidad

También te puede gustar

Inicio
Inicio

Ver más artículos